Mensajes del año 2008               

             Mensajes de los años:  2001   2002   2003   2004   2005   2006   2007   2008  2009    2010

Una revista literaria virtual
Glíglico, radioafición, "música concreta", recuerdos...
Sobre la amistad y otras formas del amor al prójimo
Adolescente" no significa "que adolece"
La orquesta de Osvaldo Pugliese
Tango desde España
Tango desde Australia
Tango uruguayo
Saludos desde Berlín
Saludos de la conductora de "Tangoleti"
Saludos de una exalumna
Saludos de una familia de oyentes
Familia completa
Un libro de vigencia permanente
Antonio Casciani: canillita, poeta, pintor
Un saludo en el 18º aniversario de "Terapia Tanguera"
Pequeña confusión
Sobre el Catecismo de la iglesia católica holandesa
"Milonga para Fidel"


                                                      Una revista literaria virtual   
 
    
De: Daniel Paredes
Enviado: Martes 23 de Diciembre de 2008 16:31
Queridos amigos:
Ya está en la Red el nuevo número de la Revista Literaria Fledermaus. Estos amigos me habían encargado un artículo para la columna "El libro recomendado", y ahora me honran publicándolo.
La revista es en verdad excelente, por eso los invito a que se detengan a hojearla y les pido que reenvíen este mensaje a sus contactos.
Ahí va el enlace:
www.revistafledermaus.com.ar
Saludos,
Daniel Paredes

Nota: El señor Paredes envió a nuestro sitio un interesante cuento: "Día de Pesca",que puede leerse en el Taller Literario.
Su artículo en la sección "El libro recomendado" se refiere al texto de Marcelo Di Marco Taller de corte & corrección, subtitulado "Guía para la creación literaria" (2ª ed., Bs.As., Sudamericana, 1998, 302 p., reeditado en Bs.As., Debolsillo, 2006).


                                   Glíglico, radioafición, "música concreta", recuerdos...

De: Pancho Escobar (Montevideo, Uruguay)
Enviado: Sábado 11 de Octubre de 2008 21:33
Asunto: Casualidades
Estimado Profesor Conrado De Lucia:
   Le escribo bajo una primera impresión de conocer su sitio WEB al cual arribé en forma accidental.

   Fíjese en lo que son las casualidades (o causalidades?), quien suscribe es un músico (entre muchas otras cosas) que buscando datos sobre la guitarrista croata Ana Vidovic (excelente intérprete) puso ese nombre en un buscador de Internet; entre las entradas resultantes hubo una al blog: grafosglíglicos.blogspot.com y consultando el mismo encontré además de lo que me interesaba una referencia a términos glíglicos que despertó mi curiosidad, ya que no conocía su acepción.
   Puesta esa nueva (para mí) palabra en el buscador, fui a dar con un artículo de su sitio en donde se explicaba el significado de "glíglico" en forma por demás exhaustiva, muy bien.
   Todavía no termino de explorar este filón inesperado; ya revisaré con más calma, pero no pude resistir la tentación de escribirle para felicitar a usted y colaboradores por lo que me parece un aporte enorme a la cultura en esta época en que hay que luchar a brazo partido para conservar algo de civilización entre tanta barbarie...
   Yo vivo en Montevideo, Uruguay, y soy aficionado a la radio; voy a intentar escuchar su programa, después le cuento.
Bueno, ya habrá oportunidad de proponer algún tema para que se explaye, reciba por ahora un caluroso saludo y una palabra de aliento.
Navegare necesse...
Pancho Escobar

-------------------
Jueves 16 de Octubre de 2008   05:48
Estimado Pancho:
   Le agradezco mucho sus gentiles conceptos. Leí su mail en el programa radial del domingo 12 de octubre, y aproveché para explicar nuevamente el tema del lenguaje "glíglico". Incluso me puse a cantar: "Muy buen día su señoría, mantantiru liru lá", y "Mambrú se fue a la guerra, chiribín chiribín, chin chin".
Lo saludo cordialmente.
Conrado

--------------------
Jueves 16 de Octubre de 2008   23:26
Estimado Profesor:
   Le agradezco que entre sus muchas ocupaciones haya encontrado un momento para responder a la apresurada misiva que tuve el impulso de enviarle en cuanto tomé conocimiento de su programa radial.
   Le comento que mi interés en la guitarrista Ana Vidovic es puramente musical. Tambien admiro mucho a una cantante de ópera francesa llamada Natalie Dessay  (hay muchos videos de ella en Youtube) y hasta me tomé el atrevimiento de escribirle para ver si fuera posible que se presentara en el teatro Colón, así puedo ir a escucharla en persona.
   Mi madre era italiana de origen, vino al Uruguay de pequeña y fue de profesión maestra y escritora, así que yo crecí rodeado de libros y música ya que era gran aficionada a la ópera. Por supuesto que, criado en ese ambiente, también he hecho mis pininos literarios, sin mayor valor como obra de principiante, pero he publicado algún cuento para niños en revistas infantiles.
   Concurro habitualmente a peñas literario-musicales-plásticas más o menos subterráneas (lejos de los cenáculos) y allí, como buenos (o malos, quien sabe...) artistas aficionados, nos admiramos y pasamos la mano mutuamente.
   Le comento que mi trabajo "oficial" es en la emisora de radio del Estado, llamada SODRE. Me desempeño como radiotécnico, y por eso me fueron muy familiares las imágenes de su sitio en donde aparece el estudio en donde desarrolla su programa.
   También soy aficionado a la radio como entretenimiento (tendría que escribir hobby, pero me resisto a emplear voces en otro idioma si puedo hacerlo en el nuestro) así que voy a intentar sintonizar su programa radial.
Saludos atentos de
Pancho Escobar.

--------------------
Jueves 13 de Noviembre de 2008 16:58
Estimado Profesor:
   Quería comentarle un hecho que me parece interesante: Como aficionado a la radio, conozco una milonga instrumental, "LU", compuesta por Juan Carlos Cacaviello y César Di Candia por los años cincuenta y grabada por el cuarteto de Roberto Firpo para el sello Odeón; se la puede encontrar en el sitio www.todotango.com.ar.
   La particularidad de esta pieza musical –que reza en su partitura (Editorial "Mar", Copyright del año 1954): "Dedicamos con todo cariño a la popular masa de Radioaficionados que tan fielmente sirve a nuestro país"– es que en su introducción, y repetida tres veces en su transcurso, se reproducen musicalmente en código Morse las letras L (.–..) y U (..–) , que corresponden a los prefijos de radio de la República Argentina, por resolución de la Union Internacional de Telecomunicaciones.
   Creo que esto configura una aproximación de los compositores a la llamada "música concreta", y me gustaría saber si usted conoce en el tango otros ejemplos.
   También es interesante conocer que el compositor Eduardo Fabini compuso una obra llamada "Melga Sinfónica" en donde en su partitura indica una parte que debe ejecutarse con un verdadero manipulador telegráfico adosado a un amplificador, y esta pieza se considera una precursora de este tipo de música, llamada "concreta".
   Sin otro particular y esperando que estos comentarios resulten de su interes, me despido muy atentamente:
Pancho Escobar.

--------------------
Sábado 15 de Noviembre de 2008 07:24
Estimado Pancho:
   Respecto de temas relacionados con la radio, esta semana recibí un correo con la invitación de un ingeniero electricista que se dedica a coleccionar y restaurar aparatos antiguos, y tiene un sitio con fotos de sus trabajos y videos sobre el tema:  www.radiosantiguas.4t.com
    Acerca de lo que me comenta sobre el tango dedicado a los "LU" –recuerdo que ustedes son "CX", los chilenos "CE" y los paraguayos "ZP"–, me vino a la mente el código Morse, que yo practicaba con un hermoso manipulador cromado, con perilla y base de madera de roble, que perteneció a un tío mío que enseñaba el código en los años '30.
   Mi punto de vista acerca de la música concreta es que se trata de una modalidad respetable, un campo de investigación estética análogo a los que surgen también en las artes plásticas, pero que en todo caso es algo experimental, sin mayor trascendencia artística. Personalmente considero que esos intentos tienen algo de ortopédico. Recuerdo las insoportables voces deformadas de "Las ardillitas", y también una versión de "¡Oh, Susana!" hecha a partir de grabaciones de ladridos de perros. He visto también un teclado Roland en el que se podía tocar con notas que eran aplausos, ruidos de latas, toses, etc, creadas mediante un procedimiento de muestreo –"sampling"–.
   Algo totalmente distinto de la música concreta es la música electroacústica que, desde el sintetizador de Bob Moog, ha llegado a programas de software como el "Sibelius", que permite escribir orquestaciones para instrumentos reales, y escucharlas de inmediato. Uno de mis hijos, profesor en el Conservatorio Provincial de Bahía Blanca, realiza con ese programa arreglos con los que incluso ha participado en concursos. Pero no se trata de algo "ortopédico", sino de hacer desde el teclado lo mismo que hacía mi profesor Virgilio Expósito en su estudio de la calle Montevideo, mientras yo le cebaba mate. Sólo que Virgilio tenía que escribir con tinta sobre hojas pautadas, en media docena a la vez, y luego ir hasta la grabadora y esperar que se reunieran los músicos para poder comprobar el resultado de su imaginación y de su talento musical.
   Lo acompañé una vez, en 1974, a los estudios Philips de la Avenida Belgrano en Buenos Aires, , y me maravillaron dos cosas: Cómo sonaban, sin el menor error formal, las orquestaciones que había visto escribir a Virgilio un rato antes, y cómo tocaban su parte a primera vista, y también sin ningun error, los ejecutantes que habían venido citados por teléfono y que ni se conocían entre ellos.
   Recuerdo que se lo comenté a León Lípesker, director artístico de Philips, que presenciaba esa grabación de los temas para la telenovela: "No hace falta quererte" –incluído un tango con ese mismo nombre–, y me contestó: "Pibe, ¡es Virgilio Expósito!"
   Habíamos llegado caminando juntos varias cuadras con "Leo", y la gente nos miraba con extrañeza, porque ese músico, además de sus ciento y tantos kilos de peso y su gran estatura, lucía pantalón, saco y sombrero de color rojo brillante, que lo hacían parecer una autobomba.
   Pedro, el joven ingeniero de sonido, que había ido a estudiar a Holanda en Eindhoven, (llamada "la ciudad Philips"), se encargaba de los grabadores, grandes como lavarropas y con carretes de cinta de treinta y cinco milímetros de ancho. Los músicos, dispersos en una gran sala en penumbra, tocaban cada tema una primera vez; Virgilio les hacía algunas indicaciones, y la segunda vez ya se hacía la grabación definitiva.    En la sala se oía mal, con el sonido apagado por los grandes paneles acústicos. Pero en la cabina del ingeniero, en la que había unos enormes bafles suspendidos por sobre el ventanal de vidrios dobles, oíamos la mezcla de los sensibles micrófonos colocados junto a cada instrumento, y resultaba algo grandioso por la calidad de sonido que se lograba.
Lo saludo cordialmente.
Conrado

----------------------
Lunes 17 de Noviembre de 2008 11:13
Estimado Profesor:
   Nuevamente debo agradecerle que entre tantas ocupaciones que seguramente tiene, encuentre el tiempo y las ganas de responder personalmente a las inquietudes de este humilde gaucho oriental, y de hacerlo además con una erudición y extensión que no puedo menos de resaltar, y que excede las normas de una simple cortesía.
   Encuentro interesantísimos sus comentarios aderazados con anécdotas que rescatan actos y personas que no deben quedar en el olvido; me hace recordar las ocasiones (contadas, por desgracia) en que tuve ocasión de ver y escuchar a personas como el gran actor que fue Alberto Candeau, relatando sucesos y personajes que conoció en su larga carrera actoral: cosas cotidianas de grandes personajes como Florencio Parravicini, Enrique Muiño, Luis Arata, Pepe Arias, Armando Discépolo, el propio Gardel, etc., relatos que dan dimensión humana a estos protagonistas.
   También recuerdo que de niño asistí a un recital de Atahualpa Yupanqui, en el ambiente intimista de un club social de Colonia del Sacramento, y nunca olvidaré que además de su canto y guitarra este gran creador enriquecía su presentación con anécdotas referidas a circunstancias de su vida y de su obra. Tuve también la oportunidad de escuchar a Jorge Luis Borges, impresionante ejemplo de erudición y conocimiento.
   Debo comentarle que me interesa mucho el estudio del Folklore regional, he podido con los años formar una biblioteca muy completa sobre el género, y cuando concurro a zonas rurales me encanta escuchar de los viejos paisanos (todavía queda alguno) relatos de las costumbres de sus años mozos, y no dejo de lamentar el que a medida que desaparecen estos personajes se pierde también es saber popular que ellos atesoran, entonces lamento no tener el tiempo, ni los medios, ni la base científica que me permita rescatar del olvido esos recuerdos.
   El tema de las radios antiguas: He colaborado en la restauración de algunas de esas piezas, y tengo todavía un buen surtido de antiguas válvulas para ese menester; voy a consultar la página del ingeniero ya que el tema me interesa.
   La telegrafía: Yo trasmito habitualmente en el código del amigo Samuel, y soy miembro del Grupo Argentino de CW. Por suerte el sistema, si bien puede parecer anacrónico para algunos, entre los amateurs disfruta de buena salud. El último fin de semana de noviembre será el concurso mundial CQWW, que tendrá como siempre un importantísimo número de participantes de todo el mundo.
   Como curiosidad le comento que entre los buenos telegrafistas hay muchos aficionados a la musica, y que el mejor ajuste del tono para escuchar anda alrededor de los 800 Hz. (¿880?).
   En cuanto a la música concreta, como tantas otras investigaciones, creo que nace del hastío (si se lo puede llamar así) que produce la repetida exposición a nuestros sonidos tradicionales, y que ha motivado finalmente a un Schoenberg a experimentar el sistema serial, al modalismo, a la microtonalidad o atonalidad, al exotismo, a la citada música concreta y a toda una serie de desarrollos que quién sabe en dónde irán a parar.
El sistema temperado, si bien fue en su tiempo una facilitación para el compositor, y sobre todo para el intérprete, ha conducido a la larga a una limitación del intelecto, a un encasillamiento.
   Bueno, no quiero entretenerlo más con estas reflexiones trasnochadas; en cuanto al tango "LU" mi curiosidad se refería también a otros ejemplos en los que sonidos de la vida diaria se incorporaran a las interpretaciones. Recuerdo por ejemplo aquello de "voces de bronce, llamando a misa de once"; ¿habrá otros ejemplos?.
Suyo afectuosamente,
Pancho Escobar

------------------------
Martes 18 de noviembre de 2008
Estimado Pancho:
   Le agradezco sus interesantes opiniones y recuerdos. En cuanto a los efectos sonoros que se han usado como ornamento en grabaciones de tangos, además de las campanas de "Misa de once" pueden citarse el clarín y el coro femenino cantando el arrorró en "Silencio", de Gardel y Le Pera; la campana de estación, el silbato del guarda y el bufido de la locomotora que se oyen en "El espiante", de Osvaldo Fresedo; el silbato policial en la versión de Julio Sosa de "Dicen que dicen", de Delfino y Ballesteros.
   Y también podrían añadirse la imitación instrumental del ruido del viento en "El huracán", de Osvaldo y Edgardo Donato; las partes silbadas en "Silbando", de Piana y Castillo; la carcajada inicial en "Mala junta", de Julio De Caro; el remedo del ruido de la tos en la versión de Julio Sosa de "Tu pálido final", de Demarco y Roldán, y algunos adornos de valor opinable, como el pasaje de tarantela en la versión de Edmundo Rivero de "La cantina", de Troilo y Castillo –una joya, por lo demás–; el final con la marcha nupcial de Chopin en guitarra, en la versión de Troilo-Grela de "Nunca tuvo novio", etc.
Lo saludo cordialmente.
Conrado


                                            Sobre la amistad y otras formas del amor al prójimo

   En 2007 recibí un texto que "Armando" enviaba al Taller Literario: "Promesa", y que presenté bajo el nombre "Sobre la relación entre forma y contenido". Al corregir su disposición espacial, ignoraba que Armando iba a enviar impreso ese texto como saludo de fin de año a sus convecinos, y que la ilustración que incluía lo obligaba a modificar su forma. El mensaje que acompañaba al texto decía:

De: Armando (Bariloche, Pcia. Río Negro)
Enviado: Lunes 5 de febrero de 2007 1:31
Asunto: Pedido de auxilio
Escribir: Hasta hoy, mi casi frustrada aspiración. Poco hice. Solo. Sin maestro. Permití que el atender cotidianas “urgencias” robase todo mi tiempo. Acabo de sepultar esto, a lo que más que excusa correspondería llamar pretexto. P.S.P. me habló de usted y de su sitio web. ¿Altruismo? ¿Filantropía? Encontré algo más: tinte de caridad. Me atrevo a enviarle uno de mis últimos escritos. Le ruego que señale, sin reparos, todos mis errores.
Un cordial saludo.
Armando


   En enero de 2008 Nora Oliveto y yo pudimos conocer personalmente a Armando en su ciudad, Bariloche, en la que lleva a cabo una intensa actividad como ciudadano que propone y organiza mejoras de obras y servicios para beneficio de sus convecinos. Y les envía como salutación, al término de cada año, un texto semejante a "Promesa". A comienzos de agosto recibí este nuevo mensaje suyo:

----------------------------
De: Armando
Enviado: Sábado 09 de Agosto de 2008  22:30
Asunto: Amistad

Querido Conrado:
Hace tiempo que no te escribo, aunque siempre paseo por tu sitio.
Recordándote, sentí el deseo de dedicarte el pensamiento que redacto mas abajo. Me gustaría recibir las correcciones técnicas sobre este escrito mío. ¿Podrás decirme además si estoy desvariando al concebir este tipo de conceptos?:

   Aunque en principio suene a disparate no te siento como amigo. La amistad se puede quebrar.
   Aparece también como un desatino decir que la amistad discrimina pero ¿no es acaso discriminación el tener mas apego personal por unos que por otros?
   No está en mi ánimo denigrar este afecto. Lo que deseo es definir la real dimensión de mi sentimiento para con vos: Te siento como ser humano. Como un igual. Como un prójimo. Y alguien dijo: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.
    En realidad creo que este debería ser el sentimiento para con todos nuestros semejantes. Confirmaríamos así lo aseverado por aquel liberto romano algunos siglos antes de Cristo: “Hombre soy y nada de lo humano me es ajeno”.

Un cariñoso saludo para vos y para tu señora esposa.
Armando

----------------------------
Martes 19 de agosto de 2008

Querido Armando:
   He demorado diez días en contestarte, pero te he tenido presente cada uno de estas tardes, mientras trabajaba en el patio arrancando malezas y regando la acelga, la achicoria, los rosales y las demás plantas –varias de ellas compradas en El Bolsón en enero–. Durante esos largos ratos de soledad y meditación, pensaba en el modo de expresarte mi íntimo acuerdo con tus palabras. Tal vez esta madrugada consiga por fin hacerlo.

   Releo tus frases, y ante todo te digo que "técnicamente" –como vos decís con humildad– no hay prácticamente nada que cambiar ni corregir. De modo que me ocuparé del contenido de tu escrito. Como se trata de una síntesis, es decir, de un destilado de pensamientos que se han ido enriqueciendo en tu ánimo como una bebida fina, resulta un poco inadecuado –hasta torpe– aplicar un análisis a tus frases.

   Prosiguiendo con la imágen del licor estacionado en buena madera, la síntesis de sabor, aroma y demás rasgos que le otorgan su particular calidad pueden desmerecerse con el análisis del enólogo o del bioquímico, que debe limitarse necesariamente a medir la graduación alcohólica, constatar el color, la diafanidad o la turbidez –los "caracteres organolépticos", en difícil–, pero sin poder llegar a explicitar lo humanamente significativo que surge de una síntesis bien lograda: Un análisis sólo puede ser cuantitativo, científico en el mejor de los casos, pero no llega a ser nunca enteramente satisfactorio, aunque trate de considerar su significado y su valor desde un punto de vista filosófico.

   Después de este preámbulo un tanto farragoso, me dispongo a analizar el contenido de tu texto. (Había puesto "tu escrito", como lo llamás vos, pero en este caso "texto" es un término más adecuado, porque indica que se trata de una trama, de un tejido elaborado, "tramado" –deliberada o inconscientemente–, pero no de algo lineal como puede llegar a indicar la palabra "escrito".).

   Sigo haciendo teoría filosófica preparatoria –"propedéutica" se dice en difícil– en vez de aplicarme a la "hermenéutica", o sea a la interpretación propiamente dicha del contenido de tu texto. La intento a continuación:

"Aunque en principio suene a disparate no te siento como amigo."

   Puede sonar a disparate, como vos decís, porque siendo la amistad una de las formas superiores de relacionarnos entre los hombres, se considera que es también una forma excluyente. Vos percibís con acierto que no es así, que existen otros planos de comunicación y de sentido.

"La amistad se puede quebrar."

   Este enunciado alude en muy pocas palabras –es una verdera síntesis (lo que no significa resumen sino nivel superior de intelección)– a la posible transitoriedad y a la necesaria precariedad que conlleva lo humano aún en sus mejores expresiones.

"Aparece también como un desatino decir que la amistad discrimina, pero ¿no es acaso discriminación el tener más apego personal por unos que por otros?"

   Efectivamente, se tiene con el amigo una obvia preferencia que lo distingue –o discrimina– entre todas las demás personas. Este aspecto se supone incuestionablemente valioso, pero no tiene en cuenta que existe un amor superior al de la amistad –el de Dios por todos nosotros, y también el de las más elevadas formas de la sabiduría, de la santidad e incluso del heroísmo–, que "no hace acepción de personas": No prefiere, no se apega. Tan sólo reconoce lo digno y valioso que existe en todo ser humano –aún en el moralmente peor, como lo ha expresado Graham Greene en El poder y la gloria–, y esa convicción dirige su conducta.

"No está en mi ánimo denigrar este afecto. Lo que deseo es definir la real dimensión de mi sentimiento para con vos."

   Resulta claro que es así, y la interpretación del párrafo anterior queda corroborada por esta nueva síntesis que has hecho:

"Te siento como ser humano. Como un igual. Como un prójimo."

   Exactamente. Y es así como debería ser en todos los casos y con todas las personas, para que se haga efectivo lo que decís en la frase que completa tu síntesis:

"Y alguien dijo: "Ama a tu prójimo como a ti mismo"."

   Tu comentario final ratifica el sentido de todo lo que enunciaste anteriormente (formalmente podría proseguir en itálicas, como el resto, o también quitarlas de todo el escrito):

   En realidad creo que éste debería ser el sentimiento para con todos nuestros semejantes. Confirmaríamos así lo aseverado por aquel liberto romano, algunos siglos antes de Cristo: "Hombre soy, y nada de lo humano me es ajeno.".

   Me sentí profundamente concernido por el significado de tus palabras: creo que Armando percibe que Conrado no es lo que suele entenderse por "amigo"; es simplemente otro hombre como él, que a su manera personal intenta hacer lo mismo: tratar de reconocer con claridad la propia vocación –a qué finalidad última se está llamado– y dirigirse hacia ella en cada dimensión de su existencia, tanto con sus cualidades buenas como con sus defectos, con sus éxitos y –last, but not least– con sus fracasos: Vuelvo a citar a Graham Greene, quien ha escrito: "el fracaso es más humano que el éxito".

   En definitiva, nuestro éxito no puede evaluarse con categorías "mundanas", sino sólo aceptando el misterio de nuestra condición humana: estamos en el mundo en un determinado lugar y durante un cierto tiempo, y esas precarias condiciones son sin embargo las que nos dan la oportunidad de darle un sentido a nuestra existencia.

Te saludo con mucho afecto.
Conrado

----------------------------

De: Armando
Enviado: Domingo 24 de Agosto de 2008 15:29
Asunto: Respuesta

Querido Conrado:
   El uso excesivo de modernas herramientas cibernéticas para la comunicación suele impedir la maduración de ideas y sentimientos. Tampoco concede tiempo a las expectativas. Sin ser un usuario entusiasta de estos servicios igualmente sufro su efecto dañino.

   Prueba reciente de ello fue mi peregrinaje por tu sitio en Internet y la apertura del correo electrónico que hice varias veces en el día buscando con anhelo imprudente la respuesta que esperaba de vos. Afortunadamente pude desechar la idea de que podría estar aquejándote una enfermedad. “Terapia Tanguera” se actualizaba normalmente. Y entonces ¿Qué?

   Tiempo atrás, con ritmo más lento, le habría dado a mi expectativa la ocasión de ser. Habría entendido la circunstancia y evitado crear una impaciencia infundada.

   Pero finalmente llegó tu contestación. Muy apreciada. Que puede conducirnos a un diálogo llano a propósito de eso que con precisión expresaste: ”…tratar de reconocer con claridad la propia vocación –a qué finalidad última se está llamado– y dirigirse hacia ella en cada dimensión de su existencia…” y “…estamos en el mundo en un determinado lugar y durante un cierto tiempo, y esas precarias condiciones son sin embargo las que nos dan la oportunidad de darle un sentido a nuestra existencia.”

   La realimentación pura de los conceptos que hacen a ese reconocimiento y al deseo de darle un sentido a la existencia, es hoy una necesidad ineludible.

   Creo que no alcanza con definir o recibir una idea. Un análisis compartido le da hondura a su significado y tal vez le otorga una dinámica particular e inesperada.

   Has citado que la convicción que orienta la conducta del amor superior es el reconocimiento de lo digno y lo valioso aun en el ser humano moralmente peor. ¿Qué hacer cuando no hay nada que se le pueda reconocer? ¿Optar por la inacción y dejarlo librado a su destino, que es dirigido por su conducta inmoral? ¿Ayudarlo? ¿Cómo y cuánto? ¿Cómo controlar el equilibrio de nuestros propios humores para actuar, en caso de hacerlo, con ecuanimidad?

    Los interrogantes podrían continuar y podrían aparecer como degradando el vuelo de la afirmación. No es este el propósito. Por supuesto, la respuesta en los casos patológicos deben darla los especialistas. Apunto a otro enfoque. El deterioro ocasionado por la crisis que hoy el mundo experimenta infiltró sus efectos nocivos –en mayor o menor grado– en todas las capas de la sociedad. Existe una diferencia con otros momentos críticos de la vida del hombre en la tierra. En algún punto del planeta podía desaparecer o decaer una civilización. Esto no afectaba el crecimiento y desarrollo humano en otros lugares. Es innecesario describir lo que puede suceder hoy.

   El amor superior deberá multiplicarse tocando a muchas almas y hacerse efectivamente activo, como el antibiótico que ataca a una pandemia.

   Darle sentido a nuestra existencia es descubrir el amor superior. De allí la necesidad inexcusable de dar y recibir sostén entre quienes tratan de reconocer su propia vocación y percibir cuál es –según tus palabras– su finalidad última.

   La esperanza de construir esta utopía se afirma con lo que Bertrand Russell dijo:  “…por mal que veamos al mundo, siempre habrá espacio para pensarlo y hacerlo mejor”

Afectuosamente,
Armando


                                                      "Adolescente" no significa "que adolece"
De: "Pucho"
Enviado: Domingo 25 de Mayo de 2008  12:32
Asunto: Confundido

Querido Conrado:
Ayer mientras trabajaba en la PC, escuchaba en el televisor la charla de cierta conductora con una señora a la que primero presentaron como psicóloga, y luego continuaron con el título de licenciada. Se tocó el tema de los adolescentes y escuché a esta profesional explicar que "adolescente" quiere decir "que adolece", "que le falta".
Creo haberte escuchado que no es así.
Es muy común esa explicación, porque es contemplativa de ciertas comodidades paternas en cuanto a los hijos y presuntamente justificativa de procedimientos. En todo caso es sólo una lectura superficial de algo que merece mayor profundidad de investigación y compromiso
Me hace acordar a un gallego que hace medio siglo tuvo un accidente con sus dos hijas y mandó un telegrama a su casa: "Tuvimos accidente. Muerta la Lola. Viva la Pepa". Quien lo lea ligeramente dirá que mi paisano estaba contento.
Un abrazo
Pucho

Querido Pucho:

Respecto de la palabra "adolescente", vos decís acertadamente que la etimología que le atribuyen los psicólogos, "es contemplativa de ciertas comodidades paternas en cuanto a los hijos y presuntamente justificativa de procedimientos. En todo caso es sólo una lectura superficial de algo que merece mayor profundidad de investigación y compromiso."

Creo que en ese párrafo sintetizaste correctamente varios aspectos de la cuestión. La etimología "de oído" suele ser errónea, pero en el caso de "adolescente" resulta, como vos sugerís, una buena coartada para los adultos –los que ya han dejado de adolescere–:

El verbo latino adolescere significa "crecer": Ego adolesco significa "yo crezco".  Adulescens es el término con que se designa a una persona joven.

Adolesco es un verbo latino irregular, y su participio pasado es adultum, "crecido". De aquí deriva en español "adulto": el que ya ha crecido.

Quienes suponen que "adolescente" significa "que adolece", confunden el verbo adolesco con el verbo doleo, que quiere decir "sufrir, padecer". De aquí derivan dolentis, en español, "doliente"–aquél que padece, que sufre– y dolentia, "dolencia": dolor, enfermedad.

En 1961, en el desaparecido Colegio Nacional de Bahía Blanca, estudiábamos en latín cierta fábula en la que un león posa su garra temible sobre el lomo de un pobre burro enfermo, le pregunta: "¿Dolentne corporis membra?" (¿Te duelen los miembros del cuerpo?), y recibe esta atemorizada respuesta: "Dolent, certe, si tu tangis." (Me duelen, ciertamente, si vos me tocás.)

A la salida de las clases de latín algún alumno juguetón solía darle un puntapié en broma a otro, y le preguntaba: "¿Dolentne corporis membra?". Y su condiscípulo le respondía, frotándose el traste: ¡Dolent, certe, si tu tangis!

Una década después Nacha Guevara compuso y grabó la canción "Un buen par de patadas", cuya letra dice: "Un buen par de patadas en el c.../ y la vida recupera su sentido". Y propone: "pateémonos el c... entre amigos".

Ya se lamentaba Cicerón: ¡O tempora, o mores!  (¡Oh, tiempos, oh costumbres!).


                                                                        La orquesta de Osvaldo Pugliese

De: Lic. Marta Flores
Enviado: Domingo 11 de Mayo de 2008 15:10
Asunto: Consulta desde Neuquén

Sres. de Terapia Tanguera:
Les escribo desde Neuquén. Nunca escuché su programa, pero encontré su sitio web y me sedujo el nombre "Terapia Tanguera". Soy musicóloga, trabajo en la Universidad Nacional del Comahue y en la Escuela Superior de Música del Neuquén. Aquí estoy a cargo de Historia de la Música Argentina.
Para uso de mis alumnos estoy escribiendo (en equipo con otro investigador) un manualcito de Historia de la Música Argentina, tema al que le he dedicado toda mi vida profesional (cada vez son más años). Llegado que hube al capítulo correspondiente a los años '40 y '50, las orquestas de tango (poco y mal conocidas por los estudiantes), obviamente se convirtieron en centrales. Aquí tengo que hacerles una salvedad: vengo de una familia muy tanguera, sobe todo pugliesiana (aunque yo, desde mi academicismo, me inclino más por Troilo).
Mi pregunta es ésta –porque temo falsificar datos–: ¿Es verdad que la orquesta de Pugliese estaba organizada bajo la figura de cooperativa?
Se los pregunto a Uds. porque he visto una página muy bonita respecto a este músico, que no figura en ninguna de las listas de los reivindicadores de los derechos de los artistas y que, sin embargo, fue el pionero de los músicos perseguidos políticos de nuestro singular país.
Doloroso mérito el de Pugliese. Me quedo con "La yumba", sin duda.
Un abrazo desde bajo las cenizas, y perdonen la lata.
Lic. Marta Flores
Facultad de Derecho y Ciencias Sociales
Universidad Nacional del Comahue
Neuquén


Estimada Marta:

Me alegro de enterarme de su actividad docente universitaria, musical y a la vez tanguera.
Tal como usted lo menciona, el precursor don Osvaldo Pugliese tenía organizada su orquesta –a la que dirigió durante sesenta y cinco años– bajo la forma de una cooperativa de trabajo: Se asignaban puntos a cada uno de sus integrantes, según su asistencia a los ensayos, su participación en los compromisos de la orquesta, y otros aspectos objetivamente medibles de su desempeño. El director era considerado un músico más, y acumulaba puntos por su tarea sin ninguna clase de privilegios. Luego se dividía el ingreso neto del mes por la suma de puntos de todos los integrantes, y finalmente, por simple regla de tres, cada uno percibía la remuneración que le había correspondido por su trabajo.

Un bahiense que estuvo muy vinculado a Pugliese en Buenos Aires, don Arón Berstein, me refirió en una oportunidad que él se había ocupado personalmente, como administrador y encargado de sus contratos, de tramitar la adquisición de una casa para don Osvaldo, que no se preocupaba siquiera por acceder a la elemental seguridad que brinda un techo propio. Y también se encargó de poner esa vivienda a resguardo de arbitrarios embargos judiciales, en varias de las ocasiones en que por su miliancia política Pugliese fue encarcelado.

Acabo de hablar telefónicamente con la esposa de Berstein –quien se encuentra en estos días en México–, para corroborar los datos anteriores. Cabe acotar que la señora Lidia Pichilef de Berstein conduce por Radio Nacional Bahía Blanca, 560 AM –la misma emisora de "Terapia Tanguera"–, el programa cultural "Raíces mapuches", que se irradia los miércoles de 21 a 22.


                                                                   Tango desde España
De: Carlos R. Pascual Ríos (Girona, España)
Enviado: Domingo 11 de Mayo de 2008  08:47
Asunto: Solicitar permiso

Ante todo, buenos días.
Me presentaré: mi nombre es Carlos, soy argentino y vivo en Girona, España; tengo 66 años y con mi amigo Eduardo (70), también argentino, comenzaremos, si Dios quiere, el día domingo 25 de mayo, un programa que se llamará "Tangos y algo más..." en una FM local (por ahora sólo los domingos de 21 a 22 horas).
La idea es que, además de escuchar y comentar tangos, también realicemos comentarios de libros de autores sudamericanos (preferentemente argentinos).
Visitando páginas por internet, he llegado a la vuestra y me introduje en ella llamado por la curiosidad del "Terapia de tango".
La página me ha gustado, y es por ello que me dirijo a solicitarles autorización para poder comentar, en nuestro programa, temas que se encuentran en vuestra página.
Quiero hacerles notar que lo nuestro es sólo el ansia de divulgar nuestra querida música; ninguno de los dos somos eruditos, pero sentimos esa música muy profundamente.
No quiero ser más extenso, y les agradeceré vuestra respuesta y además independientemente de ella mantenernos en comunicación.
Desde ya muchas gracias, y los saludo muy cordialmente
Carlos Pascual Rios

Estimados Carlos y su amigo Eduardo:

Ante todo, los felicito por la iniciativa de hacer un programa radial de divulgación de nuestra cultura popular argentina y, desde luego, pueden utilizar libremente todo el material de mi sitio que les resulte de utilidad.

Carlos me dice que el único propósito que los motiva para hacer "Tangos y algo más..." es el de difundir nuestra querida música.
El tango, su música, su letra, su historia, su danza, son una parte muy importante de la cultura argentina. En el párrafo anterior escribí "cultura popular", porque como catedrático universitario en humanidades estoy convencido de que esa es la única cultura verdadera: la que vive un pueblo, no la que pretende detentar como propiedad exclusiva cierto sector de la sociedad que presume de "culto".

Cuando nuestro país tenía un verdadero proyecto nacional, había una Dirección Nacional de Cultura, y era su titular –designado personalmente por el presidente Juan Domingo Perón– nada menos que el artista Cátulo Castillo, docente universitario de composición musical y armonía, pero mucho más reconocido y amado por el pueblo por ser el autor, junto a Aníbal Troilo, de obras musicales definitivas como el tango "María" y tantas otras composiciones de sobresaliente calidad.

Y fue precisamente Cátulo Castillo, como Director Nacional de Cultura, quien enunció como lema de su gestión: "La cultura, o es popular, o no es nada."

Esa definición rotunda, que excluye toda actitud elitista y reivindica las auténticas obras en las que un pueblo se expresa, ha guiado durante más de treinta años la orientación de mis cátedras de filosofía, teología, psicología y sociología, y me ha granjeado también el fastidio y la persecución ideológica, administrativa y hasta jurídica de quienes están entregados al poder internacional del dinero, y aspiran a que una beca en Londres o en Tel Aviv premie sus afanes apátridas.

Debido a esta actitud de reivindicación de lo auténticamente argentino, he recibido durante estas décadas de docencia el aprecio de mis alumnos más honestos y esclarecidos, y también he debido padecer difamaciones, calumnias, sumarios y hasta juicios, por parte de los más mediocres de mis alumnos, instigados por directivos docentes incapaces y deshonestos, que abundan en nuestra enseñanza oficial.

La educación argentina ha sido destruida por los pésimos gobernantes que hemos padecido en las últimas décadas, sin excepción, y quienes defendemos la cultura popular –que es de impronta judeo cristiana y greco romana, al igual que las más elevadas obras del espíritu europeo que hemos heredado: "por España somos gente", es otro de los conceptos que orienta mi tarea de educador–, somos descalificados por aquellos fenicios que ven en cada aspecto de la cultura una posible fuente de ingresos que les permita tener más, ya que, en tanto que entregados al capitalismo salvaje, les resulta inalcanzable ser más. 1

En la tarea cotidiana del aula he debido padecer la censura del gobierno militar torturador y asesino de 1976 –que, por gracia de Dios, me encarceló pero no me "desapareció"–, y con el advenimiento de la así llamada "democracia" volví a ser perseguido, pero ahora por la acertadamente llamada "izquierda psiquiátrica", que desde entonces gobierna a la Argentina, y que ve "nazis" en todos aquellos que no aplauden su fecal escala de valores –o más bien de dis–valores: el ataque a la familia, a nuestra fe cristiana, a la autoridad legítima, al conocimiento adquirido con esfuerzo, y que es reemplazado cada vez más por la improvisación y la superficialidad del periodismo. 2

En varias oportunidades estas opiniones, manifestadas en mi programa radial, me han valido cuestionamientos de presuntos "representantes" –personal subalterno, pero investido de poder, ya que no de autoridad– de la Universidad Nacional del Sur; de personas anónimas que me han denunciado por el inexistente "delito de opinión" a la Justicia Federal –afortunadamente, el juez federal, asiduo oyente de mi programa, desestimó en su momento tales infundios–, y de alumnos a quienes desaprobé en mesas de examen por su ignorancia, y que han intentando vengarse acudiendo para difamarme a la televisión y a la prensa, que en nuestro país es cada vez más vulgar y escandalosamente sensacionalista.

Ya casi retirado totalmente de la cátedra –solamente conservo una de Filosofía de la Educación,3 que obtuve por concurso de oposición y de antecedentes hace treinta años–, sigo sosteniendo mis ideas y valores a través del programa radial "Terapia Tanguera" –cuyo espacio puedo pagar gracias al aporte de amigos personales–, y las consigno por escrito en este sitio de la web, que tiene como objetivo no sólo difundir el tango como expresión sobresaliente de la cultura argentina, sino constituir una tribuna personal de lucha contra la indecencia y la mentira que pretende imponer la globalización cultural.

Queridos nuevos amigos residentes en España: He aprovechado vuestro mail para incluir en mi respuesta algunos puntos de vista que, compartidos o no, tienen el valor de verdad que les otorga el testimonio de lo personalmene vivido. 4

Sólo falta reiterarles que pueden disponer libremente de todo el material que se publica en el sitio "Terapia Tanguera" y, aún más, les agradezco que lo hagan, para multiplicar así el alcance de los conceptos e ideas que en él se proponen.

Reciban el afectuoso saludo de
Conrado

Referencias bibliográficas:
1 Erich Fromm, Tener o ser, México, Fondo de Cultura Económica, 1978
2 Ezequiel Martínez Estrada, Radiografía de la pampa, Buenos Aires, Losada, 1970
3 Conrado De Lucia, Filosofía de la Educación, Bahía Blanca, Universidad Nacional del Sur, multicopiado, 2007.
4 Emmanuel Mounier, Introducción a los existencialismos, Madrid, Guadarrama, 1967.
       


                                                                Tango desde Australia
De: Lucila Reyna (Brisbane, Australia)
Enviado: Miércoles 30 de Abril de 2008 10:13
Asunto: Desde Australia

Hola, Conrado:
No es la primera vez que veo tu página en la web, pero sí es la primera vez que intento comunicarme con vos y con tu equipo.
Mi nombre es Lucila Reyna, vivo en Brisbane, Australia, y tambien tengo un programa mensual de 45 minutos, titulado "It takes two to tango" –"Hacen falta dos para el tango"–.
Mi programa sale al aire este viernes 2 de mayo, y me encantaría que lo escucharas. Podés sintonizarlo en www.4eb.org.au; para Uds. va de 7.30 a 8.15 de la mañana. Abriendo la página descubrirás que es una radio multicultural que trasmite en 64 idiomas, y allí podrás averiguar cómo entrar este viernes por la mañana.
Ojalá puedas escucharlo y comenzar a mantener algun tipo de contacto. Espero cualquier contestación. Un placer conocerlos. Chau.
Lucila.


Viernes 2 de mayo de 2008  05:32
Estimada Lucila:
En la Argentina son ahora las cinco y media de la mañana. Me levanté hace un rato para conectar un grabador a la computadora, y ya tengo todo preparado para escuchar y grabar su programa "Para el tango hacen falta dos" –el orden sintáctico que se usa aquí es inverso al del inglés–.

Estoy escuchando en este momento a un señor que habla en griego, del que comprendo unas pocas palabras, pese a haber estudiado dos años el idioma en la universidad. Sucede que para poder leer a Platón y Aristóteles estudié griego ático, que difiere del moderno tanto como el español actual es diferente del que hablaba el Cid campeador. La música popular que está difundiendo sí me resulta familiar, porque en este puerto de Bahía Blanca en el que vivo hay muchas familias griegas, y en los cafetines se difunden sus canciones, con letras que dicen "yo te quiero": "sagapó", mientras yo diría en ático "agapáo". De las malas palabras conozco unas cuantas actuales, escuchadas en la calle y en el puerto. En cambio no he podido averiguar cómo se puteaba en los tiempos de Sócrates.

Ingeniero White es un pueblo políglota y cosmopolita. Abundan los inmigrantes italianos, pero son en su mayoría napolitanos, y no hablan el toscano que yo estudié en la "Associazione Dante Alighieri". Me divierte comparar expresiones en ambos dialectos, además de otros que también se hablan en este pueblo: calabrés, siciliano, pugliés –hay muy pocos xeneises, aunque, como es sabido, la mitad de la población es hincha de Boca Juniors–. A quienes se burlan diciendo que "il vero italiano" es el toscano, les digo que si Dante hubiera sido siciliano, como Luigi Pirandello o Giovanni Verga, el idioma italiano "oficial" sería el dialecto siciliano y no el toscano. Es una mera cuestión de hegemonía cultural y, tal como lo demostró Carlos Marx, la "cultura" es una superestructura de la economía.

En la políglota radio 4EB FM de Brisbane están ahora hablando en italiano. Es una alegre charla entre dos mujeres, que gritan y se interrumpen mutuamente como lo hacemos en todas partes los italianos. Quienes no conocen el idioma creen escuchar solamente: "¡uo!", "¡uo!", acompañado por una abundante gesticulación con las manos. Por eso los ingleses llaman "wops" a los italianos.

En Ingeniero White hay también numerosas familias descendientes de croatas, con sus bellas muchachas rubias que, junto con las griegas de grandes ojos, las tanas de todas las complexiones, y las vivaces españolas –que también tenemos–, han dado origen a una hermosa raza local con rasgos de todas partes de Europa.

Volviendo al tema de su programa radial, le deseo el mayor de los éxitos en su actividad de difusión de nuestra cultura argentina y tanguera.
Volveré a escribirle después de escucharlo, y la saludo afectuosamente hasta dentro de un rato.,
Conrado
– – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Viernes 2 de mayo de 2008   08:30
Estimada Lucila:
Termino de escuchar y de grabar su programa de hace un rato. Le mando mis felicitaciones por su tarea, y la voy a comentar este domingo en mi programa radial.

Me pareció muy buena casi toda la música, salvo el asesinato de "Mi Buenos Aires querido", y la horrible interpretación de una de las cantantes más impostadas e inauténticas que padecemos aquí –hay otra peor que ella, y jamás difundo en mi programa las grabaciones que perpetran. Como ahora, ni las nombro siquiera, ya que todo tanguero cultivado sabe de quiénes se trata, y el mejor desprecio a lo inauténtico es ignorarlo. Lamentablemente, esta disfónicas simuladas que hacen gárgaras a la francesa son imitadas por muchas tilingas que evidentemente jamás escucharon a las decenas de intérpretes femeninas sobresalientes que, a lo largo de la historia del tango, han determinado con sus aportes cuál es su verdadera modalidad y tesitura.

También sucede que, con nuestra moneda devaluada, Buenos Aires se ha llenado de turistas que quieren conocer qué es el "tangou", y la falta de empleo hace que mucha gente audaz se dedique al lucrar con su falsificación. El peor ejemplo es el de la danza acrobática –con mucha bombacha al aire– que se vende como tango, cuando en realidad jamás se lo ha bailado así ni en las milongas más indecentes.

Hablando de otro tema, Lucila, uster preguntó a la audiencia el porqué de la diferente fecha del Día de la Madre, que en Australia está por celebrarse el domingo 11 de mayo. Por lo que yo sé, en distintos lugares del mundo se lo celebra en no menos de diecinueve fechas diferentes, y la Argentina es probablemente el único país que lo establece en el tercer domingo de octubre. Cuando yo era chico, en la famosa revista infantil Billiken se lo llamaba pomposamente "Día universal de la madre", pretendiendo ignorar que hay muchas otras fechas con ese nombre, y qué nadie sabe si hay también madres en algún otro lugar del universo.

La saludo afectuosamente, y espero poder seguir escuchando su programa australiano y tanguero.
Conrado
– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Viernes 2 de mayo de 2008  20:09 
Hola, Conrado: Gracias por tomarte la molestia de escuchar el programa, y por tu tiempo dedicado a comentarlo; realmente lo aprecio.
Quiero preguntarte si puedo escuchar tu programa por Internet. Aquí sería los lunes de 11 a 1 de la tarde.
Chau.
Lucila.
– – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Viernes 2 de mayo de 2008 20:44
Estimada Lucila:

Aunque no lo crea, en este momento terminaba de subir su mail de anteayer a la página "Mensajes y respuestas" de mi sitio, en el que puse también un link que permite entrar directamente a la radio, y al abrir la casilla para comunicárselo, me encontré con este nuevo mail suyo.

He puesto además un link a un artículo que publiqué en el diario de Bahía Blanca el año pasado, y que se refiere precisamente a la pluralidad de lenguas que se hablan en Ingeniero White, lo que puede ser de interés para publicitar la existencia de su políglota radio australiana.

Lamentablemente Radio Nacional Bahía Blanca no sale por Internet –en realidad, como se trata de la emisora estatal, que depende directamente de la Presidencia de la Nación (como reza una placa en la puerta), le falta materialmente de todo, y no sólo la salida a la web. Lo único de calidad que tenemos es el edificio, un palacio de sólidas paredes construido en 1928, que ocupa un cuarto de manzana y alberga a la sucursal local de Correos y Telecomunicaciones.

Estoy considerando la manera de poner grabaciones de mi programa radial en la web desde mi propia casa, que es desde donde escribo las páginas de mi sitio y las convierto a lenguaje HTML. Pero todo me cuesta dinero, porque la ex radio cultural LRA, con sus cuarenta filiales en todo el país, es desde hace unos años una radio comercial, y no sólo trabajo gratis para hacer mi programa, sino que pago una buena suma –elevada para mí budget, ya que soy docente jubilado– por el espacio, además de tener que abonar impuestos provinciales y municipales, llevar a la radio mis propias grabaciones de los tangos que difundo, y pagar también por la banda ancha de Internet que me permite tener el sitio y responder a los mensajes que recibo desde todo el mundo.

Por supuesto que es para mí una gran satisfacción trabajar gratuitamente en la difusión de la cultura argentina y tanguera, pero esto me implica también requerir la ayuda de una docena de amigos que con su aporte de dinero sostienen mi programa.

Estamos en la Argentina, Lucila, y no formamos, como Australia, parte del Commonwealth –al menos, no oficialmente–.

Espero que podamos seguir comunicándonos, y le mando un afectuoso saludo.
Conrado


                                                                                     Tango uruguayo

De: Prof.  Delia E. Fernández Cabo
Enviado: Viernes 11 de Abril de 2008 00:13
Asunto: Enterada de este sitio por la Academia del Tango del Uruguay
.

Atentos saludos desde un rincón del Río Santa Lucía (Canelones, Uruguay).

     Tango uruguayo 

Una esquina cualquiera. Un farolito.
Julio Sosa y "Pirincho" con Gardel.
La luz roja guiñando en un burdel.
Penando en el cotorro el compadrito.

La percanta luciendo su bonito
vestido de percal. El guapo aquel
de chambergo y golilla. En el cartel
la Giralda anunciando a "Fosforito".

Los invito a que copen la parada.
Del fondo del mismísimo arrabal
llegan taconeando a la cita,

Racciatti, con Pintín, su "Puñalada";
Mattos Rodríguez, músico oriental
y su himno, la uruguaya "Cumparsita".
        
                 
Prof. Delia Esther Fernández Cabo de Hernández


                                                                Saludos desde Berlín
De: Coco Nelegatti
Enviado: Lunes 03 de Marzo de 2008  09:13
Asunto: Una duda sobre Reynaldo Martín
Estimados señores:
Ante todo, felicitaciones. He leído muy interesado los artículos de http://www.terapiatanguera.com.ar/
Una acotacion: En la discografía de Reynaldo Martín aparece que en 1964 grabó para "14 con el tango" con la orquesta de Roberto Pansera. Según tengo entendido, él grabó "Alejandra", "Marisol" y "Sabor de Buenos Aires" para ese disco, pero con la orquesta de Alberto Di Paulo.
Saludos tangueros desde el frío Berlín.
Coco Nelegatti
info@nelegatti.de
www.nelegatti.de


Nota: Coco Nelegatti es un guitarrista nacido en 1959 en Córdoba, Argentina, y radicado en Berlín desde 1986. Además de su trayectoria como compositor, arreglador e intérprete, desde 1989 se desempeña como profesor en Holanda, en la Musikhochschule Rotterdam für World–Musik. En su sitio www.nelegatti.de se puede ver su currículum completo y escuchar varias intepretaciones suyas.
 

Trasladada su pregunta al tangólogo Tino Diez , éste nos respondió:
De: Florentino Tino Diez
Enviado: Lunes 03 de Marzo de 2008  17:26
Conrado:
En la página oficial de Reynaldo Martín, www.tangorey.com.ar , su discografía informa:

"14 Con El Tango" (Participación).  Dir. Orq.: Roberto Pansera. Sello Odeón, 1964
Temas:
1 – "Alejandra" (Troilo – Sabato)
2 – "Como Nadie" (Demare – Mujica Láinez)
3 – "Marisol" (Piana – Córdoba Iturburu)
4 – "Sabor de Buenos Aires" (M. Caló – Mastronardi)

La duda sigue. Voy mandar un correo al "Alemancito" para que me aclare.

Y esa misma noche recibí este mail:
De: Florentino Tino Diez
Enviado: Lunes 03 de Marzo de 2008  22:50
Querido Conrado:
Es como dice Coco Nelegatti. Te envío la grabación de "Alejandra",
por Reynaldo Martín con la orquesta de Alberto Di Paulo.  Fin de la duda.


                                                   Saludos de la conductora de "Tangoleti"                                                                                            
De: Leticia Martino
Enviado: Domingo 02 de Marzo de 2008 23:07
              
Estimado Conrado:
Desde Buenos Aires lo saluda Leticia Martino, y le desea muchos exitos con el nuevo ciclo radial de "Terapia Tanguera". Como recordará, he conversado al aire con usted este verano desde mi programa radial "Tangoleti", que se emite los jueves de 15 a 16, por Radio S.O.S., FM 105.1 Soy también editora de la revista "Desde Villa Urquiza."
Viva el Tango. Cordiales saludos,
Leticia
desdevillaurquiza@hotmail.com


                                                             Saludos de una exaluma
De: Prof. Lic. Norma Quevedo (Punta Alta, Pcia. Bs.As)
Enviado: Domingo 02 de Marzo de 2008  19:43
Asunto: Saludos
Espero que esta noche al prender la radio pueda volver a oirlos, recobrando la compañia tan intensa y rica que nos dan.
Hace un tiempo respondí un mail de Conrado, en respuesta a un mensaje que le envié en el Día del Profesor, En el le contaba que somos miles quienes conocemos de sus actividades gracias a la inclusión de Terapia Tanguera en la Internet. Haciendo una rápida recorrida por el sitio puede advertirse con qué simultaneidad ingresamos a sus páginas personas de diferentes países, por la temática principal, el tango, expresión cultural abordada hoy por artistas de todo el mundo.
Espero que este año podamos encontrar esa tan necesaria compañía de la noche del domingo, en las genialidades de Conrado y en la cuota "hogareña" que aporta Norita. Los queremos y nos estamos comunicando.
Norma y Justo.


Nota: La licenciada Norma Quevedo es una de las personas que con más insistencia requería que pusiéramos un sitio para difundir en forma de artículo los temas que tratamos cada domingo en "Terapia Tanguera". Gracias a su estímulo, a comienzos de noviembre de 2000 iniciamos tímidamente este sitio con seis páginas, que ahora suman más de mil trescientas y abarcan toda clase de temas.


                                                             Saludos de una familia de oyentes
De: María Alejandra Marzocca de Allegretta
Enviado: Viernes 29 de Febrero de 2008  10:53
Asunto: Saludos
Estimados Nora y Conrado:
Mucha suerte en este nuevo ciclo de programa que van a iniciar el domingo. Se los extrañaba...
Jorge, Alejandra y Francisco Allegretta


                                                                    Familia completa  
De: Fernando Ricardes
Enviado: Viernes 29 de Febrero de 2008 01:09
Asunto: Saludos a don Conrado
Estimado Conrado:
Le envío unas reflexiones de Fidel Castro. Pienso que le pueden interesar.
Aprovecho para saludarlo y decirle que estamos a la espera de su regreso a la radio.
Saludos a su esposa Nora, y lo estaremos escuchando.
Fernando y Familia. (El 15 de diciembre nació Mariano Alejandro Ricardes Cotta)

 


                                                            Un libro de vigencia permanente
De: Juan Bertone
Enviado: Miércoles 06 de Febrero de 2008 09:17
Estimado Conrado:
Muchas gracias por su completa respuesta (N.: Se refiere a su mensaje del 16/01/08). Lo interesante de un debate, siempre, es cómo se ramifican las ideas, y la energía que nos da para seguir abriendo libros, buscando en Internet, contestando mails.

Puntualmente con el tema que charlamos, y para resumirlo en una frase, creo que la institución Iglesia no ha sabido adecuarse a la modernidad (elijo el verbo saber, siendo benévolo) y es sensato decir que hubo oportunidades históricas para hacerlo. Eso incluye posiciones éticas y morales, separación estado–religión (obsérvese el rechazo a un embajador extranjero divorciado), entre otros puntos.

A propósito de los autores que Ud. cita en la respuesta a mi mensaje, quiero contarle que mi padre fue discípulo en los '60 y principios de los '70 de Aldo Büntig, y llegó a coescribir un libro con él.

Le envío mis respetuosos saludos y le prometo entrar a su página web cada tanto. Reciba también mis felicitaciones por su labor.
Juan Bertone
 

Estimado Juan:
Al terminar de leer su mensaje busqué en mi biblioteca y de inmediato encontré el libro Hechos, doctrinas sociales y liberación (Ensayo de exposición sistemática del Magisterio Social de la Iglesia en su contexto sociológico e ideológico), 3ª ed., Bs.As., Guadalupe, 1973, 303 p., escrito en colaboración por Aldo Büntig y su padre. Lo he leído durante mis estudios de filosofía en la Universidad del Salvador, y lo he consultado posteriormente en varias oportunidades por lo sólido y fundamentado de su contenido..
Se trata de un texto que mantiene su actualidad, por lo que considero oportuno transcribir su contratapa:

"Hechos, doctrinas sociales y liberación, respondiendo al conocido método: ver, juzgar, para obrar, expone los "signos–desafíos" de nuestra época, los enfoca a la luz de los valores clave del Magisterio Social de la Iglesia, y brinda los elementos para un modelo de nueva sociedad.
La obra cobra importancia no únicamente por el rico y sugestivo contenido de sus dos partes: 1ª) El mundo que nos toca protagonizar, y
2ª) Doctrinas sociales contemporáneas, sino además porque sus autores buscaron no sólo ni principalmente informar o cultivar inteligencias, sino motivar hacia actitudes cristianas comprometidas. Porque, como se dice magistralmente en las Conclusiones de Medellín: "No ha dejado de ser ésta la hora de la palabra, pero se ha tornado, con dramática urgencia, la hora de la acción"."

"Los autores: El padre Aldo J. Büntig, conocido sociólogo e investigador, tiene en su haber la preparación científica recibida en diversos centros europeos de fama internacional, y su conocimiento de la realidad latinoamericana y argentina. Sus años de docencia universitaria –profesor de la Universidad Católica Argentina, de la Universidad Católica de Santa Fe y de la Universidad del Salvador– le han permitido recoger una valiosa experiencia en el diálogo con las generaciones jóvenes."

"Colabora con el P. Büntig un brillante discípulo suyo y joven profesor universitario, el Cont. Carlos Alberto Bertone, egresado de la Universidad Católica de Santa Fe."


                                                  Antonio Casciani: canillita, poeta, pintor
De: Santiago del Puerto
Recibido: Jueves 24 de Enero de 2008   20:12
Asunto: Canillita, poeta, pintor.
Estimado profesor Conrado De Lucia:
Adquirí hace poco un pequeño cuadro de Antonio Casciani, fechado en 1925, sin reparar en ese momento en el autor. En una investigación posterior encontré en el sitio web de Terapia Tanguera correspondencia entre la señora Marina Colacchi y usted, en la cual se alude a otras pinturas del mismo autor, además de contener la imagen de una realizada en el puerto de Montevideo. Al tiempo de enviarle copia de la que le menciono, le agradecería si me puede informar el mail de la señora Colacchi para pedirle imágenes de los dos cuadros del citado autor, quien sería el letrista de Farabute y Un año más, tangos cantados por Gardel que tengo en colección desde mi adolescencia, hace ya 55 años.
Asimismo, si hay otros cuadros de Casciani de los que pueda obtener imágenes, le quedaría muy agradecido.
Un cordial saludo
Santiago del Puerto
 
     "Casupá – Los leones" – 1925
 
     Firmado por Antonio Casciani

Estimado Santiago:
Acabo de escribirle a la señora Marina Colacci y de reenviarle su mensaje. Espero que puedan ponerse en contacto y que usted alcance su propósito. Su mensaje va a aparecer en la página de Cartas y respuestas de este año 2008, que estoy preparando en lenguaje html en estos momentos. Reactualizando de este modo el tema tal vez se puedan conocer otras obras y otros aspectos de la vida de Antonio Casciani.
Lo saludo cordialmente,
Conrado


                                   Un saludo en el 18º aniversario de "Terapia Tanguera"

De: Dr. Horacio Germán Giménez (Buenos Aires)
Enviado: Domingo 20 de Enero de 2008 09:53
Asunto: Saludo

Querido Profesor:
Creo, si la memoria no me falla, que hoy cumple un añito más su emisión radiofónica de Terapia Tanguera.
Le hago llegar mi sincera felicitación y el deseo de que continúe durante muchos años más.
Un gran abrazo extensivo a su señora.
Dr. Horacio Germán Giménez.


                                                                                    Pequeña confusión
De: B. L.
Enviado: Jueves 17 de Enero de 2008   10:53
Asunto: Texto
HOLA como no puedo escribir todos mis textos le envio la direccion de mi blog para que puedan ver y decirme que les parece gracias¡¡
b.l.

Estimada señorita:
En el Taller Literario no visitamos blogs –actualmente existen varios millones–, sino que
enseñamos a escribir mejor, revisando y corrigiendo gratuitamente los textos que nos envían.
Por lo demás, su breve e–mail contiene errores de sintaxis, de puntuación, de acentos y de uso de itálicas y mayúsculas. Como muestra de su nivel de escritura resulta suficiente.


                                                      Sobre el Catecismo de la iglesia católica holandesa

De: Juan Bertone  (Santa Fe, Rep. Argentina)
Enviado: Miércoles 16 de Enero de 2008   23:16
Asunto: Catecismo de la iglesia holandesa

Estimado Conrado:
No he escuchado nunca su programa de radio ni tenía conocimiento alguno sobre su persona, hasta que buscando en la red alguna referencia al Catecismo para adultos de la iglesia holandesa, llegué a su contestación a la carta de una oyente que le preguntaba acerca de este tema. Desde mi joven vida y en pleno intento de acercarme a Jesucristo, quiero decirle que me fue muy grato leer sus líneas, más allá del haber o no estado de acuerdo enteramente. Gracias a una recomendación, estoy leyendo el catecismo que usted mismo propone y lo he encontrado muy rico en la búsqueda de una fe que convoque, interpele y contenga al ser humano. Luego de enviarle este mail, comenzaré a leer la página web de su programa radial, en el deseo de encontrar más artículos e ideas interesantes.
Saludos cordiales,
Juan Bertone

Estimado Juan:
Ante todo quiero expresarle que me reconforta recibir respuestas como la suya a la minúscula siembra de ideas y valores que trato de realizar desde este sitio. Espero que le resulten interesantes algunos de los artículos que he escrito, en su mayoría por pedidos de visitantes, y que me haga llegar nuevos comentarios y también sus críticas, que serán particularmente bienvenidas por la consideración y cortesía con que usted se expresa.

Seguramente usted conoce también el Catecismo de la Iglesia Católica, que fue redactado en 1992 por expreso pedido de S.S. Juan Pablo II.
En sus páginas he encontrado algunos enunciados posiblemente objetables desde el punto de vista de la caridad cristiana, semejantes a los que comenté acerca del catecismo holandés. Considero que los problemas políticos y legales que afronta la iglesia católica como consecuencia de la conducta de algunos de sus miembros no deberían influir sobre el texto de un catecismo, que se supone debe referirse a la problemática actual de la vida de los creyentes pero sin transigir con ninguna forma de modernismo ni –mucho menos– de oportunismo.

Como ejemplo de una actitud análoga de quienes deberían ser nuestros pastores, recientemente el cardenal primado de la Argentina ofició una misa por los fallecidos en el incendio del local "Cromagnon", y en la homilía, en vez de sentar recta doctrina dando a cada uno lo suyo sobre la responsabilidad que puede atribuírsele en esta tragedia –como correpondería a su alta investidura–, incursionó en una sensiblería demagógica más orientada a captar adhesión emocional y a alcanzar objetivos políticos que a reconfortar espiritualmente a los dolientes.

Un hecho preocupante que nuestros pastores no descalifican públicamente –como deberían hacerlo en resguardo de la dimensión trascendente de toda auténtica fe religiosa, independientemente de su denominación–, son los procedimientos de magia y de santería que propone la sedicente "Iglesia de Dios Universal", reemplazando la búsqueda de Dios por una mera transacción cuasi comercial.

Otro caso de oportunismo lo ofrecen los culto santeros a San Cayetano, a una supuesta virgen "Desatanudos" –como anécdota patética, un canal de televisión presentaba un cartel con la inscripción "la virgen de Satanudos", dando un signo involuntario del olor a magia que percibían–, y en general la proliferación de nuevas denominaciones de la Ssma. Virgen con las que se intenta captar devotos compitiendo con –por ejemplo– el cada vez más popular "Gauchito Gil". En vez de fomentar apariciones milagrosas de María –que, por otra parte, es libre de presentarse en cualquier parte con su cuerpo y alma gloriosos asumidos por Dios– nuestros pastores podrían propiciar un mayor conocimiento y reflexión acerca de la maravillosa vida de la Ssma. Virgen –que es una sola–. Un libro deslumbrante sobre este tema, tratado por su autor, Romano Guardini, con la calidad y hondura habitual en sus obras, es La madre del Señor (Madrid, Cristiandad, 1954, incluido también en el volumen Jesucristo. La realidad humana del Señor. La madre del Señor, Madrid, Cristiandad, 1981).

En la serie de cuadernos "El catolicismo popular en la Argentina", Aldo Büntig, Fernando Boasso, Severino Croatto y otros sólidos teólogos se ocupaban de esta cuestión ya en los años '70, y señalaban acertadamente que como línea general de conducta no se deben rechazar las manifestaciones ingenuas de la fe religiosa popular –que caen rápidamente en un intento de manipulación de lo sagrado–, pero que cada párroco deben reencauzarlas con caridad y prudencia hacia una actitud religiosa de búsqueda de verdadero encuentro con Nuestro Señor Jesucristo.

Del mismo modo, se debería señalar el valor de las visitas a templos tradicionalmente significativos por su valor histórico o arquitectónico –no en una actitud turística, sino para elevar nuestra oración a Dios desde ellos–, tanto como el de las realizadas a templos, catedrales o humildes santuarios encontrados ocasionalmente durante un viaje. Pero no deberíamos confundir los lugares consagrados al culto religioso con los parques comerciales de entretenimientos como el denominado "Tierra Santa", próspero negocio inspirado en los que instala la empresa Disney.


                                                           "Milonga para Fidel"
De: Nicolás Rodríguez Amarillo
Enviado: Lunes 31 de Diciembre de 2007 18:56
Buenas tardes; hoy revisando en internet informacion sobre la "Milonga para Fidel" encontré su dirección, y por eso le solicito si tiene a bien mandarme la citada grabación y algún otro dato sobre esta valiosa obra.
Muchas gracias.
Nicolás Rodríguez Amarillo

Martes 1º de enero de 2008    05:51
Estimado Nicolás:
Le envío adjunta la grabación de "Milonga para Fidel" y la de un reportaje realizado a la señora Lidia Elman de Pugliese sobre este tema.
Lo saludo cordialmente y le deseo un feliz año 2008.
Conrado

Martes 01 de Enero de 2008 10:47
Muchas gracias por la pronta respuesta y el materal adjunto; a usted también le deseo un feliz 2008.
Nicolas Rodriguez Amari
llo


     Mensajes de los años  2001   2002   2003   2004   2005   2006   2007   2008   2009   2010         Volver arriba

Grandes tangos –  Comentario de libros Notas y artículos
Galería de arteTaller de textosPoemas
Volver a la página principal