El interior de un local característico, sobre la avenida Guilllermo Torres. Durante muchos años fue el "Bar Sportman", de don Domingo Bugarini, quien tocaba el piano desde el palco ubicado a espaldas de la fotografía, al que se subía por una escalerita lateral.. Allí se encontraba también la victrolera, que ponía los discos y, a salvo desde su altura, intercambiaba sonrisas y guiños con los clientes.

Volver