El nombre de esta calle, José María Cárrega, recuerda a otro de los marinos que, como Mascarello, Plunkett, Elsegood o Rubado, fueron capitanes, prácticos o armadores de los barcos de cabotaje de principios del siglo pasado. Al fondo, el puente La Niña y el castillo de la usina eléctrica. En la esquina con la calle Avenente, a la derecha, una clásica casa de chapa y madera, construida en forma de gran cajón y sin tener en cuenta la ochava ni la linea de edificación.

Volver