En 1932 se terminó de construir este castillo románico, que contuvo los generadores y calderas de la usina eléctrica. Actualmente en proceso de restauración por el municipio de Bahía Blanca, es el edificio más característico del puerto de Ingeniero White.

Volver