La avenida José María Cárrega desemboca en el Puente La Niña, que conduce al Bulevar Juan B. Justo, sector de Ingeniero White separado por la gran playa ferroviaria que el puente sortea. El castillo construido para albergar las máquinas de la usina eléctrica, cuando el criterio empresario era acompañado por la intención arquitectónica de embellecer, muestra su torre con una almena destruida por un rayo. La desaparecida Dirección de la Energía de Buenos Aires jamás invirtió la menor suma en su reparación, ni en la conservación de este edificio único.

Volver