A comienzos del siglo pasado las casas se construían en chapa y madera para evitar las costosas fundaciones que requería la proximidad del mar. Por lo general eran sencillos paralelepípedos con un par de puertas y ventanas al frente, pero en algunas los carpinteros mostraban sus habilidades artesanales, como en esta residencia de estilo inglés.

Volver