Durante el otoño y el invierno, desde la avenida Cárrega el sol se ve salir por la izquierda del castillo románico de la usina eléctrica vieja; la luz pasa a través de algunos ventanales de la torre. En el verano, el sol naciente no produce esta contraluz, y en cambio ilumina la cara sur de la torre.

Volver