Erich Fromm: El arte de amar

De: Cecilia Panis
Enviado: Martes 1 de Abril de 2003  12:44

   Admirado profesor:
   Una vez más me encuentro visitando su página, y esta vez haciéndoselo saber. Tengo el agrado de haber sido alumna suya en el año 2001, y desde ese tiempo es que visito su página y me emociona realmente ver cómo siempre se da a la tarea de ampliarla, contestar los mails, comentar los libros, hacernos sentir cercanos a usted. Por eso, muchas gracias.
   En esta ocasión querría solicitarle el comentario de uno de los libros citados en clase por usted, El arte de amar de Erich Fromm1; me encuentro disfrutando de la exquisitez de sus páginas, y me gustaría realzarlo aún más con un comentario suyo.
   Quería comentarle que mi paso por sus clases marcó un antes y un despues. Usted se ha convertido en una especie de marco de referencia en lo que se refiere a lo que es ser un buen profesor. Y aunque es usted un personaje ambivalente, yo soy de las que ha sabido interpretarlo, y de acuerdo a mis posibilidades, aprovechar al maximo el despliegue de conocimientos que brinda en cada clase. Porque como usted mismo lo ha dicho, "todo lo recibido, es recibido de acuerdo al recipiente".2
   Considero que yo iba a sus clases con cuchara y plato bien hondo.3
   Me reconforta enormemente poder expresarle mi sentir. Sepa tambien que hay mucha gente con mi mismo sentimiento, pero presos del pudor se guardan sus palabras.
   Sr. Conrado, lo felicito una vez más y lo aliento a seguir con su prodigiosa tarea de educar. Que Dios lo bendiga y nos permita gozar de su presencia en este mundo por muchos años más.
   Con respeto y cariño,
   Cecilia Panis

   Estimada Cecilia: En la próxima sesión radial de "Terapia Tanguera", me referiré a la obra de Erich Fromm, y en especial a
El arte de amar
, uno de sus libros de interés permanente.
________________________________
Notas:
1 Erich Fromm, El arte de amar, Bs.As., Paidós, 1970, 155 p.)
2 "Omne recipitur, ad modum recipientis recipitur.", o también "Quidquid recipitur, ad modum recipientis recipitur.".
3 Cecilia se refiere a una habitual humorada mía: "Vengo a ofrecerles sopa. Espero que hayan traído plato y cuchara, y no   solamente un tenedor."

                                                                                     Volver a Cartas y respuestas 
                                                                                      Volver a la Página Principal