"Los gobernantes no tienen en cuenta nuestra Constitución"

En su edición del 23 de octubre La Nación publicó bajo ese título el reportaje que Hugo Gambini le hiciera al militante conservador Isidoro Ruiz Moreno.

Afirma Ruiz Moreno que "No hay que olvidar que a principios del siglo XX el gobierno de Roca, a través de su ministro Joaquín V. González, proyectó el Código de Trabajo del cual el diputado Alfredo L. Palacios tomó varios artículos para convertirlos en leyes".

Corresponde aclarar que el proyecto González (o Ley Nacional del Trabajo) fue "cajoneado" por un Congreso cuyos miembros pertenecían al partido oficialista, y además recordar que Carlos Pellegrini, destacado dirigente del mismo partido político, calificó a ese proyecto de "una olla podrida".

Ruiz Moreno omite mencionar que, dos años antes del envío al Congreso de ese proyecto, el mismo gobierno de Roca sancionó la Ley 4144 de Residencia, reforzada poco después con el estado de sitio. Como observara Palacios, la primera ley obrera no fue de protección sino de castigo.

La Ley de Residencia señala la primera dicotomía de los gobiernos conservadores: por un lado fomentaron la libre inmigración y, por el otro, sancionaron la ley de extrañamiento de extranjeros, aplicadas ambas desordenada e indiscriminadamente. La segunda notoria contradicción de los conservadores fue sancionar la ley del voto secreto y obligatorio para después violarla sistemáticamente aplicando el fraude en sus distintas variantes.

                                                                                                                     Carlos A. Manus
                                                                                                                    Noviembre 17, 2004
                                            Volver a Artículos de Carlos A. Manus
                                                    Volver a la Página Principal