El "ubi sunt" en el tango

                                                                                      "…y renazcan los hombres y las cosas muertas
                                                                          en el milagro de la evocación…"
                                                                                                      (Homero Manzi, "El último organito")

Obstinadamente el tango se ha planteado preguntas a las que no ha dado respuesta, preguntas que dejan la sensación de melancolía y de nostalgia por algo definitivamente perdido en el tiempo. En los tangos evocadores, los poetas han recurrido con frecuencia a esas interrogaciones sin réplica que los clásicos latinos llamaban el "ubi sunt", el ¿dónde están?

El "ubi sunt"es una antigua forma literaria latina utilizada frecuentemente en la Edad Media, renovada por Jorge Manrique y recreada por el tango, cuyo encanto radica precisamente en esa falta de respuesta que induce a la reflexión, a idealizar los recuerdos, a evocar el pasado para reencontrarse con lugares, sentimientos y personas del ayer, a añorar lo perdido, lo que pudo ser…

En "Puente Alsina", Benjamín Tagle Lara se pregunta ¿Dónde está mi barrio, mi cuna querida?/ ¿Dónde la guarida, refugio de ayer?…

Dice Alfredo Le Pera en "Recuerdo malevo" …Tiempo viejo,/ caravana/ fugitiva,/ ¿dónde estás?…

Enrique Cadícamo se interroga en "El cantor de Buenos Aires" …¿Dónde estarán los puntos del boliche aquél,/ en el que yo cantaba mi primer canción…/y aquellos patios donde pronto conquisté/ aplausos tauras, los primeros que escuché? ¿Dónde estarán Traverso, el Cordobés y el Noy,/ el pardo Augusto, Flores y el morocho Aldao…

E inquiere en "Tres amigos" …¿Dónde andarás Pancho Alsina?/ ¿Dónde andarás Balmaceda?…

Y en "Palais de Glace"se pregunta …¿Qué fue de aquella rueda de amigos?/ ¿dónde están?/ ¿Qué se hizo de mi romántico amor…/ Palais de Glace?…

En "A pan y agua"dice …¿Dónde está la que amé?…/¿Dónde está la que olvidé?…

Y se pregunta en "Aquellas farras" ("Argañaraz"): …¿Qué habrá sido de esa barra?/…/ ¿y del "loco" Puentecito?…/¿y del zurdo Altamirano…?…

En "Barrio de tango", Homero Manzi evoca …Barrio de tango, luna y misterio,/ calles lejanas, ¿cómo estarán?/ Viejos amigos que hoy ni recuerdo,/ ¿qué se habrán hecho?, ¿dónde estarán?/ Barrio de tango, ¿qué fue de aquella, Juana la rubia, que tanto amé/ ¿Sabrá que sufro, pensando en ella,/ desde la tarde que la dejé?…

Manuel Romero, en "Tiempos viejos", se formula los interrogantes …¿Dónde están los muchachos de entonces?/ barra antigua de ayer, ¿dónde está?/ …/ ¿Dónde están las mujeres aquellas,/ minas fieles de gran corazón…

Cátulo Castillo tampoco contesta las preguntas que se formula en "Café de los angelitos" …¿Tras de qué sueños volaron?/ ¿En qué estrellas andarán?/ Las voces que ayer llegaron/ y pasaron, y callaron,/ ¿dónde están?/ ¿por qué calle volverán?…

Y deja también sin respuesta a las que se inquiere en el vals "Caserón de tejas" …Barrio de Belgrano/ caserón de tejas/ ¿Dónde está el aljibe?,/ ¿dónde están tus patios?,/ ¿dónde están tus rejas?…

En "Tinta roja" describe su inquietud ….¿Dónde estará mi arrabal?/ ¿Quién se robó mi niñez?/ ¿En qué rincón, luna mía,/ volcás como entonces/ tu clara alegría?…

Esa evocación idealizada del pasado fue sintetizada admirablemente por Aníbal Troilo en las palabras de introducción a su tango "Nocturno a mi barrio":

                                             Mi barrio era así,
                                             así, así…
                                             Es decir, …qué sé yo
                                             si era así,
                                             Pero yo lo recuerdo así…

Carlos A. Manus,
Septiembre 2001

Volver a la página principal