De: Angel Mario Maldonado
Enviado: Sábado 13 de Febrero de 2010 11:40
Asunto: Establecer contacto

Hola:
Casi sin querer descubrí este taller literario. Siempre me a gustado escribir, y me considero un aficionado sobre todo a la poesía.
Nunca había tenido la oportunidad de pertenecer a un taller. Por lo que este descubrimiento me parece fantástico.
Mi nombre es Angel Mario Maldonado, tengo 51 años.
Como el título de ustedes es "Terapia Tanguera", les mandaré en este primer contacto, algo que yo lo imagino tanguero.
Me gustaría una opinión y sobre todo sugerencias.
Desde ya muy agradecido, y un abrazo a la distancia.
Mario


__________________________________________
Texto corregido:

    Así es mi barrio

Lugar de reencuentro, sin pretextos vanos                Faltaba una sílaba: "reencuentro" completa el verso dodecasílabo.
ni libro de quejas con cataforesis;                   
donde cada uno te acerca sus manos
sin tomarte examen ni pedir tu tesis.

Terrón de tierra ameno y solidario                             Estrofa en endecasílabos: la lectura tropieza por el cambio de escandido.
como un poema dulce que amanece;
del hueco de su mano el canto crece
con un latir de gente: Así es mi barrio.                        Mayúscula prescindible, pero que al repetir el título remata mejor la estrofa.

El amor y la nostalgia                                                 Cambio de pie a romance en octosílabos.
en mi barrio echó raíces
y pintó con mil matices
el paisaje de sus calles;

ventanitas como charcos
nos abarcan con su magia,
y un viejo tango en la puerta
va acortando las distancias.

De esta forma mi pueblo se despierta                       Faltaba una sílaba: "se" completa el verso endecasílabo
con su filosofía y su memoria,
y después que han pulsado las auroras
las luces de mi barrio se hacen sombra.

Cuando los recuerdos tiemblan                                Verso octosílabo.
y el paisaje llora,                                                      Verso hexasílabo.
más allá del deslinde se prolonga                              Verso endecasílabo.
en el aire algún eco de milonga.                                Verso endecasílabo.

A todos les brinda un trato igualitario                       Estrofa en versos dodecasílabos.
para hacer las cosas sin tintura de odio,                  
pa’ que la soberbia no nos trepe al podio
y no nos traicionen sus contrastes varios.

Donde lo afectivo se renueva a diario                      Verso dodecasílabo.
manteniendo el aire fresco de amistad,                     Verso dodecasílabo.
y es un gorrión que vuelve, y siempre está                Verso endecasílabo.
como el sol, permanente, el vecindario.                    Verso endecasílabo.

                                   Mario Maldonado

__________________________________________
Texto original:

ASÍ ES MI BARRIO

Lugar de encuentro, sin pretextos vanos
ni libro de quejas con cataforesis,
donde cada uno te acerca sus manos
sin tomarte examen, ni pedir tu tesis.

Terrón de tierra, ameno y solidario
como un poema dulce que amanece,
y del hueco de su mano el canto crece,
con un latir de gente, así es mi barrio.

El amor y la nostalgia
en mi barrio echó raíces
y pintó con mil matices
el paisaje de sus calles;

ventanitas como charcos
nos abarcan con su magia.
Y un viejo tango en la puerta
va acortando las distancias,

de esta forma mi pueblo despierta
con su filosofía y su memoria.
Y después que han pulsado las auroras,
las luces de mi barrio se hacen sombra.

Cuando los recuerdos tiemblan
y el paisaje llora,
mas allá del deslinde se prolonga
en el aire algún eco de milonga.

A todos les brinda un trato igualitario
para hacer las cosas sin tintura de odio
pa’ que la soberbia no nos trepe al podio
y no nos traicionen sus contrastes varios.

Donde lo afectivo se renueva a diario
manteniendo el aire fresco de amistad
y es un gorrión que vuelve, y siempre está
como el sol permanente, el vecindario.

                                          Mario Maldonado

__________________________________________

Correcciones

    Se han modificado algunos rasgos de puntuación para evitar ambigüedades en el significado.

   La mayor dificultad de este poema es la disparidad de metros, que produce interrupciones en la lectura para adaptarse al nuevo ritmo propuesto en cada estrofa: La primera se inicia con un endecasílabo pero prosigue con un pie de doce sílabas; en la segunda lo versos son endecasílabos, y en la tercera y la cuarta, octosílabos.
  
    Los versos de la quinta estrofa son endecasílabos –con algún error de métrica– y la siguiente es nuevamente octosilábica –con un pie quebrado de seis sílabas–, pero concluye con dos endecasílabos.  Las anteúltima estrofa tiene doce sílabas como la del comienzo, y la última comienza con dos versos de doce sílabas pero concluye con dos versos de once.

   Es de destacar que no se trata aquí de meras sutilezas aritméticas, sino de la imposibilidad de mantener un ritmo constante en la lectura cuando los versos son irregulares.

    Dado lo manido del tema y de su desarrollo, las dificultades técnicas que presenta el texto pueden resolverse reagrupando las estrofas según sus distintas medidas y utilizándolas como base para componer dos o tres poemas distintos.

                                                                      Volver arriba
                                                               Volver a Textos enviados
                                                               Volver a la Página Principal