Pastiche sobre un fragmento de La resistencia de Ernesto Sabato

De: A. G.
Enviado: Jueves 07 de Mayo de 2009 23:07
Estimado Conrado:
Soy oyente eventual de su programa dominical en Radio Nacional y cada vez que lo escucho quedo admirado de sus conocimientos y capacidad para explicar temas de las más diversos tenores.
Me gusta mucho leer y siempre tuve la idea de poder hacer un intento escribiendo algo.
Pretendo como mínimo que lo que me anime a escribir esté bien escrito.
Por lo pronto adjunto mi resolución al Ejercicio Nª 1 para ir "aflojando la mano" y quisiera saber si ud. me puede orientar en los pasos a seguir. Considerando que prentendo hacerlo como un hobbie que me permita ejercitar mis capacidades intelectuales y sea un complemento a mis tareas diarias muy esquemáticas (trabajo en desarrollo de sistemas hace + de 20 años).
Espero no molestarlo y aguardo sus comentarios.
Un saludo.
__________________________

Texto corregido

   Nuestros días transcurren entre una mayoría de horas dedicadas a la rutina diaria del trabajo y unas pocas horas de ocio y esparcimiento. Cada día comienza con un desayuno que nos apuramos a consumir con la mente ocupada en los problemas que tendremos que enfrentar en la oficina, como si hubiéramos perdido la capacidad de detenernos a disfrutar compartiendo unos mates o una taza de café.
   Cuando la jornada termina y llega el momento de reunirnos con las personas que queremos, o de disfrutar el silencio, o de ocupar esas horas en cultivar nuestro espíritu, las malgastamos viendo televisión. Con su contenido sin contenido y con su cultura de lo instantáneo, nos absorbe y aparenta saciarnos aunque sólo nos ayuda a no pensar. Esta pseudocomodidad nos hace olvidar de otros momentos tan importantes como placenteros: conversar con un amigo compartiendo una comida o un vaso de vino; reunirnos para disfrutar una ronda de mate o un juego de cartas.

_______________________

Texto original

1Nuestros días transcurren entre:2 una mayoría de horas avocadas3 a la rutina diaria del trabajo y,4
unas  pocas   horas  de ocio  y  esparcimiento.  Cada  día   comienza  con  un  desayuno  que  nos
apuramos a consumir con  la  mente ocupada  en  los  problemas que  tendremos que  enfrentar en
la  oficina,  como  si  hubiéramos  perdido  la  capacidad  de  detenernos a disfrutar  compartiendo
unos  mates,5 o  una  taza de café.  Cuándo  la  jornada  laboral6  termina  y  llega  el  momento de
reunirnos  con  nuestros  afectos7, o de  disfrutar  el  silencio, o de ocupar  esas  horas  en  cultivar
nuestro   espíritu;   malgastamos   muchas   horas8   mirando9  televisión.  La   televisión,10  con  su
contenido  sin  contenido  y  con  su  cultura de  lo  instantáneo,   nos  absorbe  y  nos  da  la  falsa
saciedad11 de ocuparnos  en no pensar. Esta pseudo comodidad12 nos hace olvidar de momentos13
tan  importantes  como  placenteros:  conversar  con  un  amigo  compartiendo  una  comida  o  un
vaso de vino o una ronda de mate o un juego de cartas.14

Correcciones

 1 La justificación del margen derecho del texto solamente dificulta la lectura. En cambio la facilitan tanto la sangría de     algunos espacios como el punto y aparte que señala el cambio de tema.

 2 Los dos puntos deben quitarse porque solamente interrumpen la continuidad de la oración.

 3 "Abocadas" con el significado de "dedicadas", "empleadas", "destinadas", "aplicadas", no existe en castellano.

 4 De incluirse la coma –no es imprescindible–, debe ir antes de la conjunción "y".

 5 En "unos mates o una taza de café." no va coma antes de la conjunción disyuntiva "o".

 6 "Jornada laboral" es una redundancia: La segunda acepción de "jornada" es precisamente "Tiempo de duración del trabajo     diario.".

 7 "Afecto", con el significado de persona por la que sentimos afecto, no existe en castellano.

 8 El pronombre "las" se refiere a "horas", y evita la repetición del término.

 9 La expresión correcta es "viendo televisión"; "mirando" es un error generalizado.

10 Puede suprimirse la redundancia: "Con su contenido" se refiere a "televisión".

11 Reformular la frase "nos da la falsa saciedad de ocuparnos en no pensar" permite ajustar su sentido. Podría ser: "nos     satisface falsamente al permitirnos no pensar.", o "aparenta saciarnos aunque sólo nos ayuda a no pensar.".

12  El elemento compositivo "pseudo" debe ir unido al término con el que forma el compuesto.

13 El adjetivo "otros" antepuesto a "momentos" hace más precisa la expresión.

14 La serie de disyunciones "o", "o", puede abreviarse agregando otra circunstancia precedida por un punto y coma. Podría     ser: "conversar con un amigo compartiendo una comida o un vaso de vino; reunirnos para disfrutar una ronda de mate o
    un juego de cartas.".

                                                                                Volver a Textos enviados
                                                                              Volver a la Página Principal