Lunes 18 de abril de 2005    11:02
Seudonimo: Cuso
Ciudad: La Paz
País: Bolivia

 Ejercicio Nª 1, pastiche del siguiente texto de Sabato:.

"Son muy pocas las horas libres que nos deja el trabajo. Apenas un rápido desayuno que solemos tomar pensando ya en los problemas de la oficina, porque de tal modo nos vivimos como productores que nos estamos volviendo incapaces de detenernos ante una taza de café en las mañanas, o de unos mates compartidos. Y a la vuelta a la casa, la hora de reunirnos con los amigos o con la familia, o de estar en silencio como la naturaleza a esa misteriosa hora que nos recuerda los cuadros de Millet, ¡tantas veces se nos pierde mirando televisión! Concentrados en algún canal, o haciendo zapping, parece que logramos una belleza o un placer que ya no descubrimos compartiendo un guiso o un vaso de vino o una sopa de caldo humeante que nos vincule a un amigo en una noche cualquiera."
                                                                                                                                                                                
Ernesto Sabato, La resistencia,
                                                                                                                                                                                 Bs.As., Seix Barral, 2000, p. 20

"¡Qué desgracia! ¡Otra vez retrasado! ¡Hijo, apúrate que no quiero llegar tarde otra vez! No tengo tiempo de tomarme un café, lo haré en mi oficina. Bueno, adiós hijo mío. Yo me voy, nos vemos por la noche".
Esta es mi vida por las mañanas; y al llegar a casa:
"Hola hijo. Me siento muy cansado, lo único que quiero es descansar un rato frente a la tele y luego hablaremos".
Lo que siempre sucede es que mi hijo se duerme temprano, me acerco a arroparlo, le doy un beso y me despido hasta mañana, cuando tal vez podamos hablar. Pero al otro día:
"¡Qué desgracia, otra vez retrasado! ¡Hijo, apúrate..!."

Comentario sobre este ejercicio:

En lo formal, solamente he cambiado el lugar de algunos signos de exclamación, para que queden incluidos entre ellos todas las expresiones de tono enfático. En cuanto al contenido, su ejercicio de reelaboración propone la idea central de Sabato de manera original y amena. Le propongo que utilice su texto como base para un desarrollo más completo, en el que podría incluir una descripción más detallada de las circunstancias, situando a los personajes, agregando sus propios comentarios sobre el tema, e incluso proponiendo alguna anécdota cuyo remate consiga captar la simpatía del lector. Repare en que Sabato emplea elementos cotidianos y con tonalidad afectiva para dar colorido real al texto: el café, el mate, el caldo humeante de una sopa.
No dude en volver a enviarme otros ejercicios, o éste mismo si decide ampliarlo o reescribirlo.

                                                                                                                                                    Conrado De Lucia
                                                            Volver a Textos Enviados
                                                                                Volver a Taller de Textos
                                                                               Volver a la Página Principal