Jueves 24 de mayo de 2007    17:21
Seudónimo: David Enrique García Beltrán:
Ciudad, país: Sin datos

 Ejercicio Nª 1, pastiche del siguiente texto de Sabato:

"Son muy pocas las horas libres que nos deja el trabajo. Apenas un rápido desayuno que solemos tomar pensando ya en los problemas de la oficina, porque de tal modo nos vivimos como productores que nos estamos volviendo incapaces de detenernos ante una taza de café en las mañanas, o de unos mates compartidos. Y a la vuelta a la casa, la hora de reunirnos con los amigos o con la familia, o de estar en silencio como la naturaleza a esa misteriosa hora que nos recuerda los cuadros de Millet, ¡tantas veces se nos pierde mirando televisión! Concentrados en algún canal, o haciendo zapping, parece que logramos una belleza o un placer que ya no descubrimos compartiendo un guiso o un vaso de vino o una sopa de caldo humeante que nos vincule a un amigo en una noche cualquiera."
                                                                                                                                                                                 Ernesto Sabato, La resistencia,
                                                                                                                                                                                 Bs.As., Seix Barral, 2000, p. 20

La libertad se ve menguada día a día con la rutina del trabajo que nos consume el tiempo de la vida que se vuela, sin siquiera sentirlo. Una rápida vista furtiva a una flor, un suspiro al aire, se ve apagado por la rudeza de la velocidad con la que suceden las cosas que nos rodean y que nos arrastran a su velocidad incontrolable. Y cuando tenemos ese espacio que nos envuelve y que tanto anhelamos, se nos va la vida en cosas tan banales y sin sentido frente a una caja electrónica, reposando en la pereza, incapaces de poder disfrutar de la pasividad de nuestros pensamientos. De las cosas que nos rodean a diario, de esos instantes tan comunes en nuestras vidas y sentidos. Todo eso lo tenemos olvidado, esa flor que por las mañanas nos saluda y por las noches nos recuerda, todo esto lo tenemos olvidado.

Correcciones y sugerencias:

"La libertad se ve menguada día a día con"
Nuestra libertad. Se trata de una libertad subjetiva, no del concepto abstracto de libertad.
Menguada por. Es un complemento de causa.

"que nos consume el tiempo de la vida que se vuela"
Las oraciones coordinadas seguidas dificultan comprender correctamente el significado, y la coma aumenta la ambigüedad.
Es preferible quitar los nexos "que", y escribir oraciones breves, como el maestro Azorín:
"Nuestra libertad se ve menguada día a día por la rutina. El trabajo nos consume todo el tiempo. La vida se vuela sin siquiera sentirlo."
"todo el tiempo". "Todo" es inexacto cronológicamente, pero refuerza el sentido.

"Una rápida vista furtiva a una flor"
Una rápida mirada a una flor.
La vista dirigida a una flor es una mirada. Furtiva no indica algo momentáneo, sino algo hecho a escondidas, hurtado.

"un suspiro al aire"
Redundancia.

"se ve apagado por la rudeza"
Expresiones poco adecuadas. Falta de correlación con el sujeto compuesto.

"la velocidad con la que suceden las cosas que nos rodean y que nos arrastran a su velocidad incontrolable."
Redundancias. "las cosas suceden con una velocidad incontrolable"

"Y cuando tenemos ese espacio que nos envuelve y que tanto anhelamos"
Error conceptual. "Y cuando tenemos ese tiempo que anhelamos"

"se nos va la vida en cosas tan banales y sin sentido frente a una caja electrónica"
Comparación incompleta. Después de tan se requiere como.
Banales
es un galicismo. El término correcto en español es triviales o insustanciales.
"sin sentido"
es una redundancia.
"
se nos va la vida en cosas triviales, frente a una caja electrónica"

"reposando en la pereza"
Hasta aquí, el mayor hallazgo descriptivo del párrafo.

incapaces de poder disfrutar de la pasividad de nuestros pensamientos.
poder es superfluo.
pasividad no se corresponde con nuestros pensamientos, que son una actividad
"incapaces de disfrutar de nuestros pensamientos"

"De las cosas que nos rodean a diario, de esos instantes tan comunes en nuestras vidas y sentidos."
Separar la expresión con un punto es un error. Sigue dependiendo de disfrutar.
"incapaces de disfrutar de nuestros pensamientos, de las cosas que nos rodean, de esos instantes comunes."
"a diario", "tan", "en nuestras vidas y sentidos" son superfluos, no añaden significado.
Tal vez podría incluirse "pero tan llenos de sentido", que es una de las ideas que propone el texto de Sabato:
"incapaces de disfrutar de nuestros pensamientos, de las cosas que nos rodean, de esos instantes comunes pero tan llenos de sentido."

"Todo eso lo tenemos olvidado, esa flor que por las mañanas nos saluda y por las noches nos recuerda, todo esto lo tenemos olvidado.
El punto que separa la oración es un error; prosigue la idea anterior, con la que se debe vincular.
Anticipar la conclusión es superfluo.
Es oportuno en cambio separarla con un punto del último inciso, que es el otro acierto descriptivo del texto:
"de esa flor que por las mañanas nos saluda y por las noches nos recuerda. Todo esto lo tenemos olvidado.

El ejercicio podría quedar así:

Nuestra libertad se ve menguada día a día por la rutina. El trabajo nos consume todo el tiempo. La vida se vuela sin siquiera sentirlo. Una rápida mirada a una flor, un suspiro, son dejados de lado por la velocidad incontrolable con que suceden las cosas.Y cuando tenemos ese tiempo que anhelamos, se nos va la vida en cosas triviales: frente a una caja electrónica, reposando en la pereza, incapaces de disfrutar de nuestros pensamientos, de las cosas que nos rodean, de esos instantes comunes pero tan llenos de sentido, de esa flor que por las mañanas nos saluda y por las noches nos recuerda. Todo esto lo tenemos olvidado.

Sobre esta base puede usted cambiar los términos y giros propuestos, para que se correspondan mejor con su idea original.
Lo saludo cordialmente,

Conrado

                                                                 Volver a Textos Enviados
                                                                                       Volver a Taller de Textos
                                                                                     Volver a la Página Principal