De: C.
Enviado: Martes 17 de septiembre de 2013   12:06
Sin asunto.

Señor Conrado De Lucia soy C. tengo 40 años y solo tengo estudios primarios me gusta escribir lo que siento o imagino pero lo hago muy mal , no se nada de puntos comas etc. , igual lo que escribo esta plagado de comas , mi medico me recomendó que igual lo siga haciendo dado que me cuesta expresarme hablando (tengo agorafobia y esquizofrenia) estoy con tratamiento y estable , acá le mando un texto no para que lo corrija si no tiene tiempo , mas bien para que me diga si vale la pena aprender algo de literatura o si lo que escribo es una porquería . un beso , C.

Estimada C.:
   A su pedido le respondo que vale la pena tratar de mejorar la forma de sus escritos, ya que el contenido del que me envía no es una "porquería", sino que expresa emoción y afectividad transmutadas en un relato breve pero intenso, que merece ser mejorado para que sus errores formales no lo afeen. De modo que paso a revisarlo en detalle, y espero que usted tome las correcciones como un pequeño curso personal para que cada vez pueda escribir mejor. La saludo afectuosamente.


Versión corregida:

                                                               El mago

   El mago, con su ilusionismo y encanto, saca un conejo de su galera. Los niños se deshacen en risas y comentarios, y la aflicción del mago se convierte en alegría. Pero hay una niña que lo mira de un modo especial: el mago observa cómo los demás niños lo miran con asombro y algunos tratan de descubrir sus trucos, pero la niña sólo lo mira firmemente a los ojos. El mago no entiende lo que pasa, y empieza a ponerse nervioso. Atraviesa paredes, se eleva hasta el techo y los niños aplauden con admiración. Aquí y allá se oye el interrogante: ¿Cómo lo hará?
    El mago vuelve a sacar de su galera conejos, algunas palomas y un pañuelo de colores, pero la niña que está junto a la ventana lo sigue mirando a él. Desde el rústico escenario de madera el mago mira fijamente a la niña y siente un dolor en el pecho que le resulta familiar. Cada vez más nervioso, comienza a sentir calor y a la vez un extraño frío en el alma, porque a pesar de haber sido un buen niño, con un tesoro de luz en el corazón, en la mirada de esa niña se reconoce él mismo cuando era pequeño, y lo asaltan algunos recuerdos que le dan pavor. En su inconsciente vuelve a ser niño otra vez y se siente tan triste como los ojos de la niña, pero tiene que seguir con su número de ilusionismo. Trata de disimularlo pero no lo puede evitar: se siente mal. Le viene a la memoria el sombrío recuerdo de su propia infancia, sin ternura, sin amor.
    Termina el espectáculo; el mago contempla a la niña en un rincón, que no deja de mirarlo, y acongojado se acerca a ella. De pronto saca de la galera una luna llena, reflejo del sol ausente, la deposita en el corazón de la niña y después se aleja despacio. Entonces suena el despertador.
    Todavía medio dormido se levanta, y siente que la tristeza de su corazón ha desaparecido. Se asoma a su balcón, mira la luna llena que todavía ilumina el amanecer, y en un profundo y sagrado silencio le da gracias a Dios.   

                                                                    _____________________

Versión original:

El mago con su ilusionismo y encanto de su galera saca un conejo , los niños se deshacen de risa y la aflicción del mago se convierte en alegría , pero hay una niña que lo mira , es un poco sumisa , el mago observa como los demás niños lo miran con asombro , algunos tratan de descubrir sus trucos de magia ; pero hay una niña que solo lo mira firmemente a los ojos , el mago no entiende lo que pasa y se pone nervioso , atraviesa paredes , se eleva hasta el techo y los niños aplauden con admiración , se oye el interrogante ¿Cómo lo hará? . El mago vuelve a sacar de su galera varios conejos , algunas palomas y un pañuelo de colores , pero la niña que esta junto a la ventana lo sigue mirando a el . El mago desde el rustico escenario de madera mira fijamente a la niña e intuye y siente un dolor en el pecho que le es familiar , cada vez mas nervioso comienza a sentir calor y a la vez un tremendo frio en el alma , porque a pesar de haber sido un buen niño , con un tesoro de luz en el corazón , en la mirada de esa niña se adivino a el mismo de pequeño y lo asaltaron algunos recuerdos que le dan pavor , en su inconsciente vuelve a ser niño otra vez y se siente triste como los ojos de la niña , pero tiene que seguir con su ilusionismo , se siente nervioso y triste , trata de disimular pero no lo puede evitar , se siente mal , se le viene a la memoria el sombrío recuerdo de una infancia sin ternura , sin amor . termina el espectáculo , el mago contempla a la niña en un rincón y acongojado se acerca a ella que no deja de mirarlo y de pronto saca de la galera una luna llena . reflejo del sol y la deposita en el corazón de la niña y despacio por fin se aleja . De repente suena el despertador , medio dormido todavía se levanta y siente que la tristeza desapareció se asoma a su balcón , mira la luna llena y en un profundo y sagrado silencio le da gracias a Dios .   
                                                   ______________________


Correcciones:

  1 El mago, con su ilusionismo y encanto, saca un conejo de su galera. 2 3 4 Los niños se deshacen 5 en risas y comentarios, 6 y la aflicción del mago se convierte en alegría.7 Pero hay una niña que lo mira de un modo especial: 8 9 el mago observa cómo 10 los demás niños lo miran con asombro y 11 algunos incluso12 tratan de descubrir sus trucos, 13 pero la niña14 sólo15 lo mira firmemente a los ojos.16 El mago no entiende lo que pasa,17 y empieza a ponerse18 nervioso.19 Atraviesa paredes, se eleva hasta el techo y los niños aplauden con admiración.20 Aquí y allá 21 se oye el interrogante: ¿Cómo lo hará? 22 23 El mago vuelve a sacar de su galera varios conejos, algunas palomas y un pañuelo de colores, pero la niña que está 24 junto a la ventana lo sigue mirando a él. 25 Desde el rústico 26 escenario de madera el mago mira fijamente a la niña y siente 27 en su pecho un dolor que le resulta 28 familiar. 29 Cada vez más 30 nervioso, comienza a sentir calor y a la vez un extraño31 frío32 en el alma, porque a pesar de haber sido un buen niño, con un tesoro de luz en el corazón , en la mirada de esa niña se reconoce él mismo 33 34 35 cuando era pequeño36 37, y lo asaltan algunos recuerdos que le dan pavor.38 En su inconsciente vuelve a ser niño otra vez y se siente tan 39 triste como los ojos de la niña, pero tiene que seguir con su número 40 de ilusionismo.41 Trata de disimularlo 42 pero no lo puede evitar, se siente mal. 43 Le viene 44 a la memoria el sombrío recuerdo de su propia infancia, 45 sin ternura, sin amor. 46
    Termina el espectáculo, el mago contempla a la niña en un rincón, 47 y acongojado se acerca a ella, 48 que no deja de mirarlo. 49 De pronto saca de la galera una luna llena, 50 reflejo del sol ausente, 51 52 la deposita en el corazón de la niña y luego se aleja despacio. Entonces oye sonar 53 el despertador. 54 Todavía medio dormido se levanta, 55 y siente que la tristeza de su corazón 56 ha desaparecido. 57 Se asoma a su balcón, mira la luna llena que todavía está iluminando el amanecer 58, y en un profundo y sagrado silencio le da gracias a Dios.   

1 La presentación del texto mejora visualmente al hacer una sangría de tres espacios en el comienzo de cada párrafo.

2 "De su galera saca un conejo": No hay motivo para alterar el orden habitual: "saca un conejo de su galera".

3 No se deja espacio entre una palabra y el signo de puntuación que la sigue.

4 Punto y seguido, porque empieza una nueva oración.

5 "Los niños se deshacen de risa": La metáfora "Deshacerse" no es fácil de usar, y conviene trasladar su sentido a algunos complementos, p.ej.: "Los niños se deshacen en risas y comentarios..."

6 Va una coma antes de "y la aflicción del mago", porque empieza una nueva oración.

7 Punto y seguido, porque empieza otra oración.

8 "Pero hay una niña que lo mira": Hay que detallar más, ya que todos los niños están mirando al mago: "Pero hay una niña que lo mira de un modo especial".

9 "es un poco sumisa": Esta acotación no mejora la descripción; conviene suprimirla.

10 Aquí "cómo" lleva acento, porque no es el nexo relativo "como", sino la pregunta implícita "el modo en que", "de qué modo". (En este misma oración aparece otro ejemplo del "que" relativo y el "qué" interrogativo.

11 En vez de la coma, la conjunción "y" evita la pausa que interrumpe el relato.

12 El agregado de la palabra "incluso" mejora la ilación: "y algunos incluso tratan..."

13 No va punto y coma sino coma, porque la oración prosigue.

14 No corresponde "pero hay una niña", sino "pero la niña", porque ya se la mencionó en la oración anterior.

15 Aunque la Real Academia Española ya no lo considera obligatorio, conviene que "sólo" lleve acento cuando no equivale al adjetivo "solo" (sin compañía) sino al adverbio "solamente" (únicamente).

16 No va coma sino punto y seguido, porque termina una oración y comienza otra.

17 Coma para separar las dos frases: "no entiende lo que pasa" y "empieza a ponerse nervioso"

18 "Se pone nervioso": Como esto no es algo repentino sino gradual, conviene expresarlo: "empieza a ponerse nervioso".

19 Punto y seguido en vez de coma, porque termina una oración y empieza otra.

20 Punto en vez de coma, para empezar la nueva oración sobre el interrogante de los niños..

21 Resulta oportuno detallar la circunstancia "se oye el interrogante": "Aquí y allá se oye el interrogante".

22 El signo de cierre de la interrogación es conclusivo: No se pone un punto desp¡'098734és.

23 Conviene terminar el párrafo con un punto y aparte, para señalar que comienza una nueva secuencia en el relato.

24 Acento en "está".

25 Conviene empezar la oración con el complemento circunstancial de lugar: "Desde el rústico escenario de madera", para ubicar al sujeto "el mago" y evitar además que quede separado del predicado "mira fijamente".

26 Acento en "rústico", como en todas las palabras esdrújulas..

27 "e intuye y siente un dolor en el pecho que le es familiar": Puede quitarse "e intuye" sin desmedro de la oración.

28 Conviene reemplazar "le es" por el giro más correcto "le resulta": "siente un dolor en el pecho que le resulta familiar". ç

29 Punto y seguido, porque comienza otra oración: "Cada vez más nervioso...".

30 Acento en "más", que significa "mayor cantidad". Sin acento, "mas" significa "pero", "sin embargo".

31 Es un frío desacostumbrado, de modo que "extraño frío" es más adecuado que "tremendo frío".

32 Acento en "frío", para indicar que no hay diptongo en "io".

33 El pronombre "él" lleva acento para diferenciarlo del artículo "el".

34 No va la preposición "a" en "se adivinó él mismo"

35 Más correcto que "se adivino a el mismo": "se reconoce él mismo". El verbo debe estar en tiempo presente como el anterior, que era "comienza".

36 Más correcto que "de pequeño" es: " cuando era pequeño".

37 Va una coma antes de la conjunción "y", para separar las dos oraciones: "se reconoce a él mismo cuando era pequeño,  y lo asaltan algunos recuerdos...".

38 Punto y seguido, porque empieza una nueva oración.

39 Una comparación necesita dos términos: antes de "como" debe ir "tan": : "se siente tan triste como los ojos..."

40 Mejor que "seguir con su ilusionismo" resulta "seguir con su número de ilusionismo".

41 Punto y seguido porque termina la oración.

42 Más correcto "Trata de disimularlo"

43 Punto y seguido.

44 Lo correcto es "le viene a la memoria", no "se le viene a la memoria"

45 Mas adecuado que "de una infancia" resulta "de su propia infancia".

46 Punto y aparte, porque se cambia de escena.

47 Coma para separar la frase "y acongojado se acerca a ella".

48 Coma para separar el final de la oración "que no deja de mirarlo".

49 Punto y seguido, para aumentar la sorpresa que causa el acontecimiento mágico.

50 Coma antes del comentario "reflejo del sol"

51 Conviene agregar "ausente" a la mención del sol.

52 Mejor coma en vez de "y" antes de ""la deposita".

53 Para mantener la continuidad del relato, en vez de "De repente suena el despertador", "Entonces oye sonar el despertador".

54 Punto y seguido, para indicar mejor el cambio del sueño a la vigilia.

55 Mejor ordenado: "Todavía medio dormido se levanta, y siente que la tristeza..."

56 Se describe mejor lo que siente el mago agregando "de su corazón".

57 Punto y seguido porque comienza una nueva oración.

58 Agregando la frase descriptiva "que todavía está iluminando el amanecer" se mejora el final del relato.


                                                        _______________________

De: C.
Enviado: Jueves 17 de octubre de 2013   02:59

  "conrado ,mi vida es un caos ,no pierda mas tiempo conmigo ,no soy normal , me duele en el alma pero dios lo quiso así"

De: Conrado
Enviado: Jueves 17 de octubre de 2013   03:57

   Esta noche, mientras terminaba de editar su texto, recibí el mensaje que antecede, al que me tomo la confianza de responder punto por punto:

   En primer lugar, C., la vida de ninguna persona es un caos, aunque se sienta tan mal que ni siquiera pueda expresarlo. No es el caso suyo: Usted consigue hablar de su dolor, y lo ha hecho también tácitamente en el texto que me envió. Por ese motivo, y porque es un relato lleno de emotividad y afecto, de inmediato me puse a trabajar en él todo el tiempo que requiriera.

   Como le escribí en un correo anterior, espero que aproveche este pequeño curso de redacción que le he preparado, y no lo eche al olvido ni lo borre, sino que poco a poco, a modo de terapia literaria, se ponga a estudiar los puntos que he corregido de la versión original.

   El tango "Los mareados" dice: "Cada cual tiene sus penas, y nosotros las tenemos". Usted y yo también, y corregir su texto y fundamentar cada una de las correcciones es para mí un ejercicio de terapia que me ayuda a superar mis propias aflicciones haciendo algo útil. Es el mismo motivo por el que ofrezco cada domingo el programa radial "Terapia Tanguera".
   
   Ya ve usted, C., que no he perdido ningún tiempo con usted sino que lo he ganado en salud anímica, como espero que usted también mejore su ánimo estudiando poco a poco las indicaciones que le he hecho.
 
   Me escribe usted escuetamente: "no soy normal". Permítame sonreír ante su afirmación: No conozco a nadie totalmente "normal", El estar más o menos apartado de la "normalidad" es precisamente lo que nos permite darle a nuestra vida un sentido más profundo que el que las personas "normales" encuentran mediante el consumo superfluo o los programas televisivos de chismes..
 
   A mí también "me duele en el alma" ser como "Dios lo quiso", pero varias veces al día le rezo pidiéndole que me siga dando fuerzas para continuar viviendo del modo persona al que Él mismo nos llama a cada uno de nosotros como auténtica vocación.
 
   Usted tiene su propia vocación, C., y Dios no ha querido llamarla a sufrir sino a aceptarla y a tratar de vivirla lo mejor posible. 
 
   Espero que si alguna vez siente deseos de hacerlo, no dude en escribirme. Le responderé gustosamente.
 
   Si es de su agrado, la invito a escuchar "Terapia Tanguera". Tal vez no le interesen los tangos, pero el motivo principal del programa es hablar con los oyentes y responder a sus preguntas sobre temas que les interesan.
 
   También le sugiero que converse sobre este correo con su médico, para que él le dé su autorizada opinión.
 
   La saludo afectuosamente.
 
   Conrado  

                                                                       Volver arriba
                                                               Volver a Textos enviados
                                                             Volver a la Página Principal