From: Horacio Poggi
Sent: Jueves 05 de enero de 2006   20:24
Señores de Terapia Tanguera, les envío un poema. Aguardo sus críticas.
Muchas gracias,
Horacio.

                            La entrega

                         La lluvia trae el secreto de los naranjales;
                         baja de las chapas que a latigazos
                         de sol domaron su brillo de aluminio.
                         Tiene gusto a flor preñada de ternura,
                         a desalojo de cuerpos entrelazados.
                         La saboreo a sorbos
                         y recupero el carruaje de pájaros nocturnos
                         con el que me arrojo a la hondura apasionante
                         del río sepulcral de tus caderas.

                                                                            Horacio Poggi

 

Versión original:
                                   La entrega                
                   La lluvia trae el secreto de los naranjales,
                         Baja de las chapas que a latigazos
                         De sol domaron su brillo de aluminio.
                         Tiene gusto a flor preñada de ternura,
                         A desalojo de cuerpos entrelazados.
                         La saboreo a sorbos
                         Y recupero el carruaje de pájaros nocturnos,
                         Con el que me arrojo a la hondura apasionante
                         Del río sepulcral de tus caderas.

Estimado Horacio:
Solamente puedo hacer algunas indicaciones formales, pues su poema no requiere otra cosa.

Si bien en inglés se acostumbra iniciar con mayúscula cada verso, desde hace décadas se prefiere, en castellano, utilizar la misma puntuación que si se tratara de un texto en prosa.

Esto implica que además de usar mayúscula solamente cuando se inicia una nueva oración, se deben colocar todos los demás signos: coma, punto y coma, punto y aparte, en los lugares que corresponda.

Por cierto que este "corresponda" alude a una correspondencia entre los signos utilizados y la entonación que el poeta ha querido dar a sus versos. Se deben evitar en lo posible las pausas dentro del verso, a menos que resulten imprescindibles para evitar que el significado resulte ambiguo.

Por eso he preferido no interrumpir el fluir del segundo y el tercer verso, aunque estrictamente habría que poner entre comas el inciso "a latigazos de sol", o también considerar un inciso más largo que abarque hasta el punto: "que a latigazos de sol domaron su brillo de aluminio."

En consecuencia, los versos podrían quedar de estos tres modos:

[la lluvia] "baja de las chapas que, a latigazos de sol, domaron su brillo de aluminio.",
o:
{la lluvia] "baja de las chapas, que a latigazos de sol domaron su brillo de aluminio.",
o la forma que usted empleó:
[la lluvia] "baja de las chapas que a latigazos de sol domaron su brillo de aluminio.", sin ninguna coma, para no deslucir el ritmo del poema por un exceso de celo gramatical.

Aunque no se han requerido, puede ser oportuno recordar que cuando se utilicen signos de exclamación o de interrogación se debe no sólo cerrarlos sino también -a diferencia de otros idiomas- abrirlos al comienzo de la expresión.

En cuanto al contenido de su poema, cualquier comentario sería tan inoportuno como tratar de aclarar un buen vino echandole agua. Reciba mis congratulaciones.
                                                                                                                   Conrado De Lucia

                                                                 Volver a Textos Enviados
                                                                                      Volver a la Página Principal