De: Maria Esther G.
Enviado: Sábado 21 de mayo de 2005   17:26
Asunto: Obtener una opinion sincera sobre mi poema (humildemente)
.

De: María Ester G.
Enviado: Jueves 23 de Abril de 2009  
Hola, Conrado:
Hace tiempo atrás le envié una poesía; su crítica fue dura pero me sirvió para superarme.
Sólo quería agradecer que la leyera, y comunicarle que me tome el atrevimiento de agregarlo
a mi lista de amigos en Facebook.
----------------------------------------------

             Muerte absurda

         ... Y llegaste a mí,
         misteriosa, fría;
         penetraste hondo
         y me enfrentaste
         al dolor y a la agonía.
         Te sentí recorriéndome,
         estremeciéndome,
         para derramarte luego
         en el charco púrpura
         que era toda mi vida
         en ese instante deshecha,
         quedándote serena,
         satisfecha.
         A mi alrededor
         todo era doloroso,
         confuso;
         oí gritos y sirenas,
         todo en vano;
         una gran pena.
        Y me arrastraste
        por oscuros laberintos
        donde nada es,
        donde nada existe,
        sin importarte que
        yo era, existía.
        Sin importarte que
        yo vivía...

                     María Esther G.
 
------------------------------------------------
   
Estimada María Esther:
   
   He cambiado solamente algunos signos de puntuación y he agregado acentos. En cuanto al contenido de su poema, el acierto de algunas imágenes induce a proponerle que siga escribiendo sobre otros temas y circunstancias, para alcanzar con la práctica la universalidad que requiere la poesía.
   
   El tema de la muerte nos concierne a todos, pero la universalidad de la obra estética no se refiere meramente a su extensión cuantitativa sino –y sobre todo– a su validez cualitativa, es decir, a que ofrezca una visión superior desde la que sea posible contemplar y entender lo que nos es común a todos.
   
   El poeta no inventa la realidad; se refiere a ella y a las vivencias semejantes de muchas otras personas, pero lo hace mediante metáforas, imágenes y analogías que, al aportarles una nueva significación, las esclarecen en su propio conocimiento de lo que han vivido o imaginado.
   
   Su texto puede considerarse todavía un "escrito de circunstancias", en este caso motivado por la interiorización de una situación conocida, o por la propia vivencia de la inexorabilidad de la muerte. Un tema tan manido requiere que su tratamiento sea decididamente original, que aporte una nueva manera de considerarlo o que ilustre algún aspecto latente y hasta ahora oculto de esta eterna cuestión. La pena del poeta es la misma que la de todos, pero lo diferencia su capacidad de transmutarla en dolorida y universal belleza.
   
   La saludo cordialmente.
   Conrado

                                                                Volver a Textos Enviados
                                                                                    Volver a la Página Principal