From: María Milagros
Sent: Viernes 22 de octubre d 2004

Estimado Conrado:
Antes que nada, quería felicitarlo por su taller de poesía. Encontré su página por casualidad,
y aún sigo leyendo parte del material, especialmente aquello relacionado con la creación literaria.
Le cuento que me gusta escribir, aunque jamás he ido a un taller. Es muy loable la actividad que realiza.
Asimismo, aprovecho para remitirle un poema de mi autoría, esperando su corrección.
Desde ya muchísimas gracias. Un cordial saludo.
María Milagros
.

Peregrina
                                A Alejandra Pizarnik *


Camina desnuda en el espejo del viento,
remolinos insensatos de la letra.

¿Quién te persigue, hechicera?
¿Para qué seguir caminando?

Tal vez descansar en la pereza del cuento,
en los temibles perros que no ladran.

Siempre poseedora de tus males que
no son más que palabras abrazadas
al cuerpo.

Caricias en los huesos
y esa danza en las cenizas del poema.

Un jardín te nombra, Alejandra.

                                   María Milagros


*
Alejandra Pizarnik nació el 29 de Abril de 1936 en Buenos Aires, donde falleció el 25 de setiembre de 1972. Estudió filosofía y letras, y también pintura con Juan Batlle Planas. Radicada en Francia, publicó poemas y artículos de crítica literaria y realizó traducciones de Artaud y otros poetas para distintas editoriales.
Hizo también estudios de Historia de las religiones y de literatura francesa en la Universidad de París.
De regreso en Buenos Aires publicó sus libros de poemas Los trabajos y las noches, Extracción de la
piedra de locura
y El infierno musical, y su obra en prosa La condesa sangrienta.

Estimada María Milagros:
Publico su poema con una ínfima corrección formal: Cuando una palabra o una frase funcionan como vocativo se la precede con una coma, y si la oración prosigue se la separa con otra coma. Esto facilita la comprensión y la consecuente entonación -no sólo para articular el verso, sino para percibir la "entonación mental" dada por el autor-. En el verso ¿Quién te persigue hechicera? la coma antes del vocativo hechicera evita atribuirlo como cualidad a quien persigue. Por ejemplo: La belleza te persigue hechicera difiere de La belleza te persigue, hechicera.
Agrego una sugerencia que es más bien una respetuosa pregunta -que sólo usted, que conoce el ritmo íntimo de su poema, puede responder a quienes lo leemos-. Se trata de algunas de las posibles variantes en la disposición de una estrofa, que usted ya debe de haber ensayado:

Siempre poseedora de tus males que
no son más que palabras abrazadas
al cuerpo.

Siempre poseedora de tus males
que no son más que palabras
abrazadas al cuerpo.

Siempre poseedora de tus males
que no son más que palabras abrazadas al cuerpo.

Por lo demás, "Peregrina" es un logrado homenaje a Alejandra Pizarnik.
La saludo afectuosamente.
Conrado

                                                                  Volver a Textos enviados
                                                                 Volver a la Página Principal