From: "Pucho"
Sent: miércoles, 23 de agosto de 2006 15:30
Estimado Conrado: Revisando papeles encontré estos versos que escribí hace unos años, cuetionándolo todo. Se los envío para su consideración y corrección. Gracias,
Pucho

Estimado "Pucho":
Me parece que su poema tiene un contenido valioso, y que vale la pena pulirlo.

      Porqué?

Porqué en este mundo,
en esta tierra,
porqué en este tiempo,
porqué hoy,
porqué ésta, mi mente,
ésta mi alma,
porqué éste, mi cuerpo,
porqué yo...?

Porqué estos miedos
los que temo?
porqué la finitud,
y después yo?
que cambiará la muerte
cuando llegue?
y al hundirme en su manto
seré yo?

Qué será de mis ansias,
lo que pienso?
al morirme perecerá
también mi amor?
el milagro de la carne
creó hijos,
se esfumarán también
al irme yo?

Estas dudas porqué
tanto me agitan?
de ser o no ser
porqué el temor?
porque esa vaguedad
inescrutable?
porque la realidad
de este dolor?

Y llegará el olvido.
El tiempo
lo instalará en el corazón
por siempre
de aquellos que me quieren
y ya nunca,
volverá a sentirme
como hoy...

Y mi voz, mis palabras,
mis silencios,
mis risas, mis caricias,
mi ilusión,
mis lágrimas, mis besos,
mis nostalgias,
mis ideas, mis versos,
mi dolor...?

Porqué en este mundo,
en esta tierra,
porqué en este tiempo,
porqué hoy,
porqué ésta, mi mente,
ésta mi alma,
porqué éste, mi cuerpo,

porqué yo...?

   Una primera revisión:

¿Por qué en este mundo,
en esta tierra,
por qué en este tiempo,
por qué hoy;
por qué ésta, mi mente,
ésta, mi alma,
por qué éste, mi cuerpo,
por qué yo...?

¿Por qué estos miedos,
los que temo?
¿por qué la finitud,
y después yo?
¿qué cambiará la muerte
cuando llegue?,
y al hundirme en su manto,
¿seré yo?

¿Qué será de mis ansias,
lo que pienso?
¿al morirme perecerá
también mi amor?
El milagro de la carne
creó hijos,
¿se esfumarán también
al irme yo?

Estas dudas, ¿por qué
tanto me agitan?
De ser o de no ser,
¿por qué el temor?
¿por qué esa vaguedad
inescrutable,
por qué la realidad
de este dolor?

Y llegará el olvido,
el tiempo
lo instalará en el corazón
por siempre
de aquellos que me quieren,
y ya nunca
volveré a sentirme
como hoy...

¿Y mi voz, mis palabras,
mis silencios,
mis risas, mis caricias,
mi ilusión,
mis lágrimas, mis besos,
mis nostalgias,
mis ideas, mis versos,
mi dolor...?

¿Por qué en este mundo,
en esta tierra,
por qué en este tiempo,
por qué hoy?
¿por qué ésta, mi mente,
ésta, mi alma,
por qué éste, mi cuerpo?
¿Por qué yo...?

Se han agregado los signos de apertura de interrogación, necesarios en español.
La expresión "por qué", tanto si la pregunta es indirecta "Quiero saber por qué no viniste." o directa: "¿Por qué no viniste?" va separada y con acento. En ambos casos la respuesta es siempre "porque", unido y sin acento. En cambio, lleva acento el sustantivo "porqué": "Dime el porqué de tu ausencia".

El tema está bien tratado, tanto en su enfoque como en su desarrollo. La clase de preguntas que lo componen se suelen denominar, tanto en poética como en oratoria, "retóricas" porque quien las formula, o ya conoce las respuestas, o sabe que carecen de respuesta, pero las utiliza para expresar afectos, emociones o estados de ánimo –o para exhortar a la acción o a la reflexión, como en los discursos políticos–. Un ejemplo clásico son las "Coplas de Jorge Manrique a la muerte de su padre", que proponen una serie de interrogantes análogos a los que usted formula en su poema.

La puntuación, como siempre, es un aspecto bastante subjetivo, y una coma puede reemplazarse por un punto y coma si el autor entiende que el pensamiento anterior está en cierto modo concluido y se inicia uno nuevo. O inclusive se puede probar cómo queda un punto y seguido y volver a comenzar con mayúscula.

Su sentido del ritmo lo ha llevado correctamente, "Pucho", a omitir la coma en el sexto verso de la primera estrofa: "ésta mi alma". La regla gramatical extrema prescribiría: "¿Por qué ésta, mi mente, / ésta, mi alma," pero la prosodia –el ritmo de la pronunciación– quedaría innecesariamente interrumpido. Fluye mejor como lo puso usted: "¿por qué ésta, mi mente, ésta mi alma..." con lo que se mantiene el ritmo implícito de versos endecasílabos ("ta ta ta ta ta ta ta ta") de toda la estrofa. (Con la coma se crearía una sílaba de más: "Esta, mi alma" suena " ta ta ta").

En el tercer verso de la cuarta estrofa, "De ser o no ser", al repetir el "de" no se altera el sentido y en cambio mejora el ritmo porque se completa el endecasílabo:

"Estas dudas, ¿por qué tanto me agitan?
De ser o de no ser, ¿por qué el temor?..."

Otro aspecto que se podría considerar, a partir del análisis anterior que toma a los versos como endecasílabos, es ensayar cómo quedaría el poema presentándolo realmente en versos de once sílabas. Surgen algunas dificultades nuevas que hay que resolver, pero dejo a su criterio el modo hacerlo, porque tienen que ver más con el contenido que con la forma correcta:

                 ¿Por qué...?

¿Por qué en este mundo, en esta tierra,
por qué en este tiempo, por qué hoy;
por qué ésta, mi mente, ésta mi alma,
por qué éste, mi cuerpo, por qué yo...?

¿Por qué estos miedos, los que temo?       (Aquí habría que agregar dos sílabas)
¿por qué la finitud, y después yo?
qué cambiará la muerte cuando llegue?
y al hundirme en su manto, ¿seré yo?

¿Qué será de mis ansias, lo que pienso?       (Alternativa: "¿Qué será de mi ser, de lo que pienso?"
¿al morirme perecerá también mi amor?        Cambia un poco el sentido, pero mejora el ritmo)
El milagro de la carne creó hijos;
¿se esfumarán también al irme yo?

Estas dudas ¿por qué tanto me agitan?
De ser o de no ser, ¿por qué el temor?
¿por qué esa vaguedad inescrutable,
por qué la realidad de este dolor?

Y llegará el olvido; al fin el tiempo                   (Toda esta estrofa está modificada para
por siempre lo pondrá en el corazón                enderezar su sintaxis y mejorar el ritmo,
de aquellos que me quieren, y ya nunca           pero queda a su cargo trabajarla mejor.)
volveré a sentirme como hoy...

¿Y mi voz, mis palabras, mis silencios,
mis risas, mis caricias, mi ilusión,
mis lágrimas, mis besos, mis nostalgias,
mis ideas, mis versos, mi dolor...?

¿Por qué en este mundo, en esta tierra,             (Aunque esta estrofa es similar a la primera, la pregunta final,
por qué en este tiempo, por qué hoy,                separada del resto de la estrofa y puesta en un verso aparte
porqué ésta, mi mente, ésta mi alma,                 –una especie de "pie quebrado"– sirve como remate
por qué éste, mi cuerpo...?                               para enfatizar y sintetizar el sentido de todo el poema.)
¿Por qué yo...?      
                                         

___________________________

From: "Pucho"
Sent: Martes 17 de octubre de 2006   14:52
Estimado Conrado:
Le envío el poema en versos endecasílabos, agradeciéndole sus correcciones y sugerencias para
bruñir formal y gramaticalmente este osado acercamiento mío a las "Coplas de Jorge Manrique..".
Fueron de mucha utilidad sus indicaciones y me dieron oportunidad de modificar algunos conceptos
demasiados ambiguos, para la conformación actual.
Por supuesto quedo al aguardo de sus comentarios y lo saludo fraternalemente
Pucho


                ¿Por qué...?

          ¿Por qué en este mundo, en esta tierra,
          por qué en este tiempo, por qué hoy;
          por qué ésta, mi mente, ésta mi alma,
          por qué éste, mi cuerpo, por qué yo...?

          ¿Por qué estos fantasmas que me aterran?
          ¿por qué la finitud, y después yo?
          ¿qué cambiará la muerte cuando llegue?
          y al hundirme en su manto, ¿seré yo?

          ¿Qué será de mi ser, de lo que pienso?
          ¿al morirme perecerá también mi amor?
          El milagro de la carne creó hijos;
          ¿soportarán la orfandad, al irme yo?

          Estas dudas ¿por qué tanto me agitan?
          De ser o de no ser, ¿por qué el temor?
          ¿por qué esa vaguedad inescrutable,
          por qué la realidad de este dolor?

         Y llegará el olvido; al fin el tiempo
          por siempre lo pondrá en el corazón
          de aquella que me quiso, donde nunca
          volverá a palpitar aquel amor...

          ¿Y mi voz, mis palabras, mis silencios,
          mis risas, mis caricias, mi ilusión,
          mis lágrimas, mis besos, mis nostalgias,
          mis ideas, mis versos, mi dolor...?

          ¿Por qué en este mundo, en esta tierra,
          por qué en este tiempo, por qué hoy,
          porqué ésta, mi mente, ésta mi alma,
          por qué éste, mi cuerpo...?
          ¿Por qué yo...?


                                                                Volver a Textos Enviados
                                                                                    Volver a la Página principal