De: Lilas P
Enviado: Domingo 19 de abril de 2009   20:57



   SEVERIDAD  (Original)

Me enamoré de un hombre .
Que se creía Dios.
- Soy severo- decía .

¿Qué es Severidad?
Quizás el tono grave
de mi alma el lunes
la belleza de tundras y salitres
las estepas,
o la pasión de emociones contenidas

Severidad no es castigo,
ni prisión de pájaro enjaulado.
Menos aún, materia de melancolías.

Severidad no es quietud
Es vestidura.

Esperaba al hombre que se decía severo
en Estocolmo
Con esa fiebre
Del torturado por el torturador.

Como un perro de ojos amarillos
Que olfatea su suerte cada tarde.

                                               Lilas P

---------------------------------

Correcciones y sugerencias

    La Academia Española no incluye los títulos de poemas o de cuentos entre las palabras enteras que pueden escribirse en letras mayúsculas. En estos títulos conviene utilizar solamente la letra mayúscula inicial, por un criterio de sencillez formal análogo al que sugiere, por ejemplo, no utilizar tipografías poco comunes y no justificar ni centrar las líneas.

   La raya de diálogo (Alt+0150) debe ir pegada a la primera y a la última palabra del período que enmarca.

   La letra inicial de cada verso debe ser mayúscula solamente cuando lo requiere la sintaxis.

   Incluir los signos de puntuación adecuados facilita la lectura y realza la calidad del texto.

---------------------------------------------------------------------

   Severidad  (Corregido)

Me enamoré de un hombre
que se creía Dios.
–Soy severo– decía.

¿Qué es Severidad?
Quizás el tono grave
de mi alma el lunes;
la belleza de tundras y salitres,
las estepas,
o la pasión de emociones contenidas.

Severidad no es castigo,
ni prisión de pájaro enjaulado.
Menos aún, materia de melancolías.

Severidad no es quietud.
Es vestidura.

............................................

Esperaba al hombre que se decía severo
en Estocolmo.
Con esa fiebre
del torturado por el torturador.

Como un perro de ojos amarillos
que olfatea su suerte cada tarde.

                                                   Lilas P

------------------------------------

Comentario 

   El tono general, y algunos versos en particular, pueden relacionarse con el así llamado "Síndrome de Estocolmo". No es algo casual: La autora es psicóloga clínica, experta en violencia de género y coordinadora del área de Psicopatología de la Fundación Alicia Moreau de Justo.

   Formalmente, el ritmo del poema va cambiando y ajustándose tanto al contenido como a la extensión de cada estrofa:
   Los tres primeros versos presentan con eficacia la situación o contexto del poema.
   La segunda estrofa tiene un nuevo ritmo: Se pregunta, pero también describe con rápidas pinceladas la relación vivida.
   Luego vienen dos respuestas al interrogante planteado al comienzo, con un escandido de sílabas adecuado al pensamiento que enuncia cada uno de ellos..

   En los últimos versos aparece el drama, y las imágenes hacen que el lector participe de la obsesión de la protagonista: Es un perro que mira a su verdugo con ojos de sometimiento, y trata de anticiparse al padecimiento cotidiano.

   El tiempo pretérito proporciona el alivio de sugerir que la protagonista ha conseguido liberarse y ahora puede referirnos poéticamente su pasado sufrimiento.  

                                                                                             Volver a Textos enviados
                                                                                            Volver a la Página Principal