De: Belquis Masó
Enviado: Lunes 12 de Mayo de 2008  12:29
Estimado Conrado:
Mi nombre es Belquis Masó; soy cubana y resido en Montevideo, Uruguay.
Escribo porque me gustan cuento y poesía; soy una escritora novel que busca una opinión calificada.
Le adjunto un soneto para que usted dé su opinión.
Saludos cordiales,
Belquis


Texto original:
Soneto al soneto

Catorce veces hago tus versos míos
El pájaro que se envuelve en tu nido;
voz le das a once trinos, y un oído
que no pierde su música y el olvido.

El poeta yace y el verso herido,
aqueja por él su pena y clama a Dios
por esta vida en que ya, hemos sido
mármoles, cinceles, hombres y sitios.

Son los ciento cincuenta y cuatro ríos
aguas, formas de un mar entristecido
Lágrimas, chorros de tiempos y días.

Melodía cósmica y contenido
que sopla amor aunque encallecidos
dedos digan de ti: mi Alejandrino.


Texto corregido:
Soneto al soneto

Catorce veces hago tus versos míos.               Punto antes de la nueva oración.
El pájaro que se envuelve en tu nido;
voz le das a once trinos, y un oído
que no pierde su música y el olvido.

El poeta yace, y el verso herido                      Coma, para indicar que no sigue un término de enumeración sino una nueva oración. 
aqueja por él su pena y clama a Dios              Después de "pena" también iría una coma, pero el sentido inequívoco permite obviarla.
por esta vida en la que ya hemos sido             No se requiere coma. En cambio la sílaba agregada: "la", probablemente mejora el ritmo.
mármoles, cinceles, hombres y sitios.

Son, los ciento cincuenta y cuatro ríos,          Tal vez se requierna las comas delimitando el inciso, para aclarar el sentido del verso.
aguas, formas de un mar entristecido.             Punto antes de la nueva oración.
Lágrimas, chorros de tiempos y días.

Melodía cósmica y contenido
que sopla amor, aunque encallecidos              El sentido de la oración requiere la coma luego de "amor".
dedos digan de ti: mi Alejandrino.

                                  Belquis Masó   

Comentario


Si se consideran estos versos desde los cánones formales de un soneto, algunos rasgos no son totalmente correctos. Pero éste es un buen ejemplo de que un poema lo es ante todo por la calidad y por la intensidad de su contenido, en este caso muy bien logradas.
La forma no es impecable, pero están presentes la emoción que vive el creador (póiesis=creación) al escribirlo, y la actitud del ánimo que trasunta amor y veneración por la poesía. Entre ambas satisfacen en el lector su anhelo por conocer una nueva manifestación de la belleza que, antes del poema, permanecía escondida y latente en la posibilidad sin límites de las palabras.
En el acertado cierre, el afectuoso "mi", y "Alejandrino" escrito con mayúsculas, señalan que se refieren a un nombre propio: el de la criatura que el poeta ha conseguido dar a luz. 
                                                                                                                              Conrado De Lucia

  
                                                                               Volver a Textos enviados
                                                                                Volver a la Página Principal